18 de Agosto de 2018

Opinión

Movimientos

El gobernador Rolando Zapata Bello tuvo dos festejos por su cumpleaños, uno en Tizimín y otro en Mérida, ambos con sus respectivas lecturas políticas.

Compartir en Facebook MovimientosCompartir en Twiiter Movimientos

Entre los festejos por el onomástico del gobernador Rolando Zapata Bello, hubo uno en Tizimín y otro en Mérida, ambos con sus respectivas lecturas políticas.

La fiesta que más llamó la atención fue en el Paseo Verde. En esa demarcación de Mérida el tricolor ha triunfado en las últimas elecciones, pero además es el territorio de la presidenta de la Junta  de Coordinación Política del Congreso del Estado, Celia Rivas, quien es una pieza importante en el grupo del mandatario estatal, al igual que la diputada federal  Lucelly Alpizar. Una presencia que no pasó desapercibida fue la de la ex gobernadora y actual diputada federal Ivonne Ortega. En el PRI las formas cuentan, se lee entre los tricolores como un acto de institucionalidad, pero también fue la demostración de una de las fuerzas políticas de ese partido que, desde luego, exigirá sus espacios en las próximas contiendas. Llama la atención que en la gira del presidente del PRI, Enrique Ochoa, en Yucatán, la ex secretaria general no haya asistido al evento en donde se aplaude a las figuras políticas. Sí estaba con todos sus seguidores el secretario de Educación, Víctor Caballero, quien ya está creando su propia estructura para buscar la candidatura al gobierno estatal.

Mientras en Mérida fue muy clara la presencia de cercanos y cercanas al gobernador, en el interior del Estado se pudo ver a Felipe Cervera, Francisco Medina, Enrique Castillo, Juan José Canul, Jorge Vales, Jesús Chacón (CDI), Jorge Mendoza Mézquita (Salud), Roberto Pinzón, José Luis Novelo, William Sosa, Henry Sosa, Carlos Sobrino (Japay), Roger Alcocer, César Escobedo (IVEY), Eloy Quiroz (Sicey), Amín Rodríguez (subdirector de Indemaya) y Lourdes Caballero. 

En el PAN comentábamos que el alcalde Mauricio Vila tiene en María Fritz y Cecilia Patrón a dos de sus colaboradores más efectivos en términos de relaciones interinstitucionales y operación política. Eso no es del agrado de muchos, y ha originado que las baterías de la oposición en el Cabildo se enfoquen a criticar la aplicación de los recursos del Ramo 33 y buscarle cinco pies al gato, como se hizo en la administración de Renán Barrera con Salvador Vitelli y Julio Sauma.

Todo el mundo intenta sacar raja política. Hasta regidores panistas, como “Primo” Rodríguez Semerena, se han acercado a la directora de Desarrollo Social para ofrecerle su respaldo contra las críticas del regidor del PRI Rudy Pacheco Aguilar por la aplicación de los recursos del Plan Municipal de Vivienda. Mientras los ataques le llovían a Cecilia, Mauricio Díaz, coordinador de los regidores del PAN, se limitaba a pedirle al regidor tricolor que deje de criticar los servicios públicos municipales y que hiciera pública la lista de los priistas que también fueron beneficiados por este programa que no distingue colores ni partidos. 

Lo que no han calculado los operadores políticos de Vila es que Renán Barrera vuelve por sus fueros y busca un lugar en el escenario político para sus aspiraciones a la gubernatura, aunque no se descarta que también busque la candidatura a la Alcaldía de Mérida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios