22 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Nadie es profeta en su tierra?

Claudia Muñoz Robles nació en Wichita Falls en 1997 de padres mexicanos que adquirieron la doble nacionalidad.

Compartir en Facebook ¿Nadie es profeta en su tierra?Compartir en Twiiter ¿Nadie es profeta en su tierra?

Claudia Muñoz Robles nació en Wichita Falls en 1997 de padres mexicanos que adquirieron la doble nacionalidad en una de esas historias de paisanos que “abren” mundo gracias a su espíritu de lucha. Mucho de eso tiene Claudia, quién comenzó a jugar ajedrez a los seis años en México y a los nueve recibió su primer título internacional como Woman Candidate Master (WCM) de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), al ganar el North American Youth Championship, organizado conjuntamente por las federaciones de Estados Unidos, México y Canadá. Esta pequeña luminaria ha competido en torneos nacionales como un relámpago: tan solo en las Olimpiadas de ajedrez obtuvo cinco medallas de oro en las estatales de Coahuila, tres en las regionales y campeona nacional en 2008.

Sus sorprendentes batallas en el juego ciencia han sido paralelas a la batalla por ser reconocida como mexicana en los torneos oficiales, por controversias acerca de su nacionalidad, a pesar de tener su residencia en México.

No obstante sus empeños, le fue negada la inscripción como mexicana en el torneo internacional de jóvenes de 2007, que terminó ganando, pero registrada por el equipo de Estados Unidos. Al poco tiempo, gana invicta el Susan Polgar National Open 2008 en Brownsville. En 2009 no se le permite participar en la olimpiada nacional, a pesar de haber ganado el prenacional y de haber obtenido a principios de ese año el reconocimiento oficial como mexicana.

Los obstáculos llevan a Claudia y su familia a tomar la decisión de desarrollar su carrera ajedrecística en Estados Unidos, alternando su residencia con México. En las competencias en ese país incrementó su rating americano en 300 puntos en tan sólo 2 meses y se ubica dentro de las 10 mejores ajedrecistas de ese país; fue seleccionada para formar parte del equipo norteamericano que participó en el Mundial Juvenil de Grecia 2010.

Claudia y su equipo mantienen un sitio esplendido en Internet www.claudiamunoz.com, “una página enfocada en demostrar una mentalidad campeona”, que les recomiendo. No sabemos si volverá a competir como mexicana de nombre pero sí de corazón y seguirá triunfando.

Esta sorprendente historia me hace pensaren en Carlos Torre, que en su temprano y meteórico ascenso tuvo que vencer obstáculos similares ¡pero en Estados  Unidos!, frustrado probablemente por una agresión física, como nos lo propone el Maestro Internacional Raúl Ocampo en su apasionante nota “El Enigma”, de la que no puedo resistir darles la liga: http://chesscom-chesscoach.blogspot.mx/2011/12/el-enigma-gm-carlos-torre-repetto.html. Y en nuestro joven orgullo yucateco Manuel León Hoyos, que a pesar de ser yucateco sí ha podido participar como mexicano en múltiples lides y obtuvo el título de Maestro FIDE a los 10 años, Maestro Internacional a los 14 y Gran Maestro Internacional a los 18. El 10 de febrero cumple 24 años ¡felicidades Manuel!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios