18 de Enero de 2018

Opinión

Nativos digitales, el reto de los medios

Los medios tradicionales –prensa escrita, radio y televisión- tienen una tarea titánica...

Compartir en Facebook Nativos digitales, el reto de los mediosCompartir en Twiiter Nativos digitales, el reto de los medios

Los medios tradicionales –prensa escrita, radio y televisión- tienen una tarea titánica en materia de noticias: Convencer a las nuevas audiencias de comprar un periódico, sintonizar una estación de radio o elegir un canal de televisión. Hoy, los nacidos desde 1980, los nativos digitales, son un público duro, disperso y difícilmente accesible a la información tradicional. 

Su perfil no es el de espectadores pasivos; se trata de una generación que ha roto con el concepto de la comunicación de masas que basaba su poder en un emisor único y un receptor masivo. Ahora, los receptores se convirtieron en emisores potenciales, gracias al Internet como vehículo, y a los blogs y redes sociales, como medios de interacción y difusión.

Los nativos digitales crean sus comunidades según sus intereses, y generan espacios en los cuales  los medios tradicionales ya no caben. Se aíslan poco a poco de la realidad política, y empiezan a construir sus estándares éticos, cívicos, culturales y sociales, en plataformas que apenas cumplen una década de vida, y que se han instituido como el quinto poder: Las redes sociales.

La asimilación de los medios tradicionales para entender a los nativos digitales ha sido lentísima y en muchos casos, nula. Cuando Internet detonó a mediados de los 90, del siglo pasado, se estaban dando grandes progresos en el desarrollo del hardware y del software. El lanzamiento de Windows, en 1985, como el gran sistema operativo dominante, que llevó a Bill Gates y a Microsoft ser una de las grandes figuras de los últimos años, fue un parteaguas para los medios tradicionales. En principio, Windows ordenó el mundo de la información, e Internet permitió que el conocimiento se difundiera con gran rapidez. 

El desarrollo de las PC, desde discos duros con mayor capacidad de almacenaje, procesadores que permiten, entre otras cosas, mayor velocidad, hasta la aparición del Ipod, en 2001, que dio pie al nacimiento del iPad, diez años después, de la mano de Steve Jobs, ha sido determinante en la nueva cultura digital.

La evolución de la banda ancha, que permite que estemos conectados a gran velocidad en Internet; así como desarrollo vertiginoso de la telefonía celular, que amplió su espectro no sólo a la transmisión de voz, sino de datos, tiene conectados a todos los que poseen un smarthphone, en la carretera de la información y del entretenimiento. 

La soberbia de los medios tradicionales no les permitió ver más allá. Confiados en sus alianzas con los regímenes políticos en turno, concluyeron que Internet y las redes sociales eran una moda pasajera. 

La industria de la música fue de las primeras en conocer el poder del nuevo medio; la de medios está postrada, y poco ha hecho para adaptarse.  

Estamos presenciando el nacimiento de la Web 3.0, y hay muchos periodistas y comunicadores que apenas y se enteran que vamos de salida de la Web 2.0 –otros, ni siquiera saben que se extinguió la era Web 1.0-. 

En México, aunque periódicos medios impresos y de televisión dieron de alta sus dominios a partir de 1995, lo hicieron como una copia de lo que ya tenían, y no bajo nuevos paradigmas de información y de comercialización. De ahí que pueda entenderse la razón por la cual los medios de información totalmente digitales, como www.sinembargo.mx, por citar un ejemplo, cuyo dominio fue dado de alta en 2011, esté disputando a los sitios de los medios tradicionales que tienen casi 20 años de presencia en Internet, los primeros 25 lugares nacionales de más visitas.

En Quintana Roo, www.sipse.com es la mejor muestra de adaptación. Está entre los primeros 30 sitios de noticias con más visitas a nivel nacional. ¿Esto apuntalará a los medios de Grupo SIPSE? Depende en gran medida de su estrategia, aunque lo seguro es que mañana habrá noticieros del grupo en televisión y radio, y los periódicos circularán como siempre, en las calles del Estado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios