21 de Agosto de 2018

Opinión

La necesaria defensiva vial

La mayoría de los automovilistas se consideran buenos conductores y se sienten seguros y confiados al conducir.

Compartir en Facebook La necesaria defensiva vialCompartir en Twiiter La necesaria defensiva vial

Varias personas me han comentado que no le di seguimiento al tema de manejo a la defensiva; perdón, pero las situaciones a las que nos enfrentamos nos impulsan a abordarlas; sigamos adelante: un elemento esencial al conducir, permítanme ser reiterativo, es evitar la agresividad; los conductores agresivos suelen enfurecerse y enfurecerte, por lo que es importante nunca responder con tácticas similares; siempre hay que tener una actitud pasiva, por ejemplo, si un conductor te presiona acercándose por detrás, baja la velocidad gradualmente y seguramente te rebasará; y los con prisa, a los que les fascina la velocidad, cuando los veas venir a alta velocidad cambiándose reiteradamente de carril, conserva tu carril  y tu velocidad.

Es importante adaptarse siempre a las condiciones de la carretera; por ejemplo, si comienza a llover, esto puede producir condiciones peligrosas, particularmente cuando el agua se mezcla con el aceite de la superficie del asfalto, lo que lo hace muy resbaloso, perdiendo agarre las llantas si vamos a alta velocidad; por lo tanto, si llueve o ha llovido disminuye la velocidad.

También es esencial familiarizarse con las reglas de tráfico, con los señalamientos del reglamento de tránsito, en cuanto a derechos de paso, señales de tráfico, leyes viales, así como los consejos y recomendaciones para una conducción segura.

Un aspecto importante es saber autocalificarnos, es decir, preguntarnos qué tan buenos conductores somos, cuándo y cómo hemos tenido accidentes, cuáles son las condiciones de nuestro vehículo, de qué tiempo disponemos para nuestro recorrido, a qué distancia solemos conducir, si estamos cansados, si dormimos bien la noche anterior, si nos cambiamos de carril cuando es necesario.

Lo cierto es que la mayoría se consideran buenos conductores y se sienten seguros y confiados al conducir. Son tantas las veces que me han dicho: “No necesito que me digas cómo conducir, pues lo he hecho más de 20 años y nunca he tenido un accidente”. Lo cierto es que en nuestro entorno existe una gran posibilidad de que nos ocurra un serio percance, ya que en nuestra ciudad y nuestro Estado existen muchos conductores descuidados e imprudentes de todo tipo de vehículos. Defendámonos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios