21 de Noviembre de 2018

Opinión

Negocios con el agua

Las empresas que venden agua purificada proliferan en la capital del estado, constituyendo un sector que aprovecha el justificado rechazo de un vasto sector de la población que se niega a consumir agua potable directamente de la llave.

Compartir en Facebook Negocios con el aguaCompartir en Twiiter Negocios con el agua

Las empresas que venden agua purificada proliferan en la capital del estado, constituyendo un sector que aprovecha el justificado rechazo de un vasto sector de la población que se niega a consumir agua potable directamente de la llave.

Y hablamos de un mercado que ha fomentado la proliferación de empresas “patito” que han detectado y sacado jugo a un mercado en crecimiento, ya que hay familias que consumen al menos cinco garrafones por semana, desembolsando 100 pesos, aproximadamente.

Una docena de empresas pueden ser detectadas en Chetumal, y parte de ellas construyen pozos para no depender de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), donde ya ha sido detectado este recurso de los empresarios que no enfrentan marcaje de naturaleza alguna.

Se supone que la Secretaría de Salud debe monitorear a todas las empresas que venden agua purificada, presumiendo mecanismos de ósmosis inversa o rayos ultravioleta, sin que haya una certeza de su uso.

Estamos ante un negocio que puede poner en juego la salud de miles de familias que pueden estar recibiendo gato por liebre. Y es que la perforación de pozos no es garantía de pureza del vital líquido, ya que el objetivo de los empresarios es disminuir costos para aumentar significativamente sus ganancias.

La Secretaría de Salud se debe poner las pilas para garantizar que el producto que se ofrece a miles de familias tenga garantizada su pureza, ya que los más vulnerables son los niños y los ancianos.

La función de la Secretaría de Salud debe ir más allá del combate al dengue y paludismo, mal hechos por cierto.

Y hablando de pilas, a varios automovilistas les han hurtado las suyas incluso en la zona centro de Chetumal. Incluso, a una familia que permanecía en el Hospital General por una emergencia también le robaron la suya, aprovechando la nula vigilancia de parte de elementos de Seguridad Pública.

Y eso que contamos con elementos de Seguridad a nivel estatal y municipal, pero de ambos no se hace uno, mientras la delincuencia hace y deshace a placer en cualquier zona de la capital del estado y localidades cercanas.

Maestros del puente

Con el pretexto de festejar el “Día del maestro”, los docentes quintanarroenses de preescolar, primaria, secundaria y bachillerato alistan otro puente de media semana que para variar perjudica directamente a los estudiantes.

Y es que los profesores no se conforman con tomarse el día que oficialmente marca el  calendario, que es el miércoles 15 de mayo, sino que presionaron para que la SEQ les “regale” otro día libre, para festejar a gusto, pues.

Así que los miembros del SNTE gozarán de un par de días inhábiles, pues ni el martes 14 ni el miércoles 15 se presentarán a las aulas, mientras que se rumora que los del SITEQROO –sí, ese sindicato independiente que presume ser “diferente”- disfrutarán de esos dos días, ¡y también del jueves 16!, con el pretexto de que hasta entonces les harán su desayuno. 

Lo grave es que algunos de estos comprometidos profesores y profesoras iniciaron sus vacaciones desde el pasado viernes 10 de mayo, aprovechando el pretexto del día de las madres para hacer festivales y retirar a los niños temprano, mientras que otras escuelas de plano anunciaron la suspensión total de labores.

La Secretaría de Educación deberá estar muy atenta este lunes, ya que sin duda habrá algunos maestros vivales que pretendan tomarse un mega fin de semana largo ausentándose de sus aulas este inicio de semana, ya que es el único día laborable que se les atraviesa.

No están mal que se les festeje a los buenos maestros, que sí los hay, pero lo que está mal es el abuso al que están acostumbrados dañando la educación de los niños y jóvenes con sus nocivos “usos y costumbres”.

Que celebren, que festejen su día, pero que también respeten el calendario escolar es lo que la sociedad exige. Ni más, ni menos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios