14 de Noviembre de 2018

Opinión

Ningún maestro es entenado

Es justo reconocer que el gobernador Rolando Zapata Bello ha cumplido puntualmente con los compromisos hechos con el magisterio yucateco.

Compartir en Facebook Ningún maestro es entenadoCompartir en Twiiter Ningún maestro es entenado

Es justo reconocer que el gobernador Rolando Zapata Bello ha cumplido puntualmente con los compromisos hechos con el magisterio yucateco. Sin importar la filiación sindical de cada maestro, los beneficios de los diferentes programas y prestaciones económicas de negociaciones salariales a nivel nacional las ha otorgado sin distinción a todos los trabajadores de la educación.

Un ejemplo de ello fue la compra de las diez mil computadoras laptops que actualmente se entregan a los docentes que demuestren estar capacitados en el manejo de las TIC a través de la prueba CONOCER ECO121, obteniendo una calificación mínima de setenta.

La decisión no fue fácil, ya que primeramente se tuvieron que superar viejos conflictos entre la Secretaría de Educación estatal y las secciones 33 y 57 del SNTE que desde el principio condicionaban y reclamaban para sí todos los equipos; al final la visión progresista del mandatario estatal se impuso, ya que el desarrollo profesional de los maestros y el compromiso de elevar la calidad de la educación son necesidades urgentes de nuestra sociedad y no podían ser usadas como monedas de cambio a favor de los intereses políticos de un gremio sindical.

Ahora se firma el acuerdo entre Bansefi y la Secretaría de Educación estatal que permitirá refinanciar créditos de nómina a los maestros que contrajeron deudas con las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOM) y se ven afectados con descuentos que rebasan hasta el 50% de su salario.

Nuevamente el SNTE inundó las escuelas con folletos donde señalaba que el beneficio es únicamente para sus agremiados, lo que originó malestar y enojo entre los afiliados a otros sindicatos. Ya es hora de que entendamos que los recursos que el gobierno federal destina a salarios y prestaciones al magisterio sale de los impuestos que todos aportan para la educación de sus hijos y por lo tanto el dinero debe llegar por igual a todos y en las mismas condiciones.

Ya basta de que los dirigentes del SNTE sigan enfrentando en las escuelas a los maestros con supuestos beneficios particulares cuando ellos, desde sus oficinas, aceptan mansamente las decisiones de los gobiernos. No se trata de dar limosna a otros compañeros, se trata de dar a cada quien lo que se merece. ¿Acaso no han entendido el espíritu de la reforma educativa?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios