19 de Septiembre de 2018

Opinión

No a tenencia y verificentros

Resistiendo la tentación de revivir el controversial impuesto a la tenencia vehicular y de poner en marcha los verificentros aprobados por la antepasada legislatura...

Compartir en Facebook No a tenencia y verificentrosCompartir en Twiiter No a tenencia y verificentros

Resistiendo la tentación de revivir el controversial impuesto a la tenencia vehicular y de poner en marcha los verificentros aprobados por la antepasada legislatura con la finalidad de aumentar la recaudación estatal, el secretario de Finanzas y Planeación, Juan Vergara Fernández, entregó al Congreso local la propuesta presupuestal del gobierno de Carlos Joaquín González para 2017.

Y es que en semanas previas a la entrega del presupuesto de ingresos del estado para el próximo año, Vergara Fernández anticipó que se eliminarían todos los subsidios a fin de que la actual administración gubernamental cuente con mayor liquidez para afrontar la difícil situación financiera, pero que no se crearían nuevos impuestos.

De inmediato esta postura oficial causó alarma en la población, pues uno de los impuestos subsidiados por el estado es la tenencia vehicular, que no se cobró durante todo el sexenio de Roberto Borge, pero que tampoco se eliminó.

El titular de la Sefiplan no había dado a conocer la postura oficial sobre la tenencia, aunque el líder de la bancada perredista en el Congreso local, Emiliano Ramos Hernández, advirtió que los diputados no aceptarían que se volviera a cobrar este doloroso gravamen.

También se puso nuevamente sobre la mesa el tema de los centros de verificación vehicular (verificentros), aprobados desde el 2011 por la décimo tercera Legislatura, aunque nunca vieron la luz durante el periodo borgista.

La aprobación legal de la instalación de 16 verificentros en el estado nunca fue derogada, por lo que existe el temor de que en algún momento puedan ser activados por el gobierno estatal para generar un ingreso adicional, exprimiendo los bolsillos de los automovilistas.

Pero la temperatura del rechazo ciudadano hacia estos temas fue bien medida por el gobierno joaquinista, que decidió mantener el subsidio a la tenencia como única excepción, y no contempla la apertura de los cuestionados verificentros. En otro flanco se conserva el impuesto al hospedaje, y se pretende capitalizar al gobierno con un plan de austeridad que aún no se ha dado a conocer.

Con la tenencia y los verificentros descartados, solo falta revisar a conciencia las letras chiquitas antes de que los diputados locales den su aval a este proyecto presupuestal que sería aprobado en los próximos días, en un escenarios de tensiones políticas y exigencias sociales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios