12 de Diciembre de 2017

Opinión

No bajar la guardia nunca

Si no mantenemos nuestros patios limpios de cacharros, si no dejamos de tirar basura en la calle, entonces en cualquier momento el dengue nos rebasará.

Compartir en Facebook No bajar la guardia nuncaCompartir en Twiiter No bajar la guardia nunca

Los resultados de la efectividad de la vacuna contra el dengue que han dado a conocer los laboratorios Sanofi Pasteur sin duda alguna son una gran noticia, dado que Yucatán es una entidad que por su clima y territorio ha quedado demostrado que es propicia para  el mosquito Aedes aegypti  nos hará compañía siempre.

Por el momento las buenas noticias siguen en este tema, autoridades de  la Secretaría de Salud del Estado (SSE) y el sector salud público se muestran contentas porque actualmente la reducción de esta enfermedad es de un 70 por ciento comparada con el año pasado, lo que refleja un panorama de lo más halagüeño y esperanzador.

Pero… no debemos olvidar que estas buenas nuevas no tienen mucho efecto si nosotros, los ciudadanos, los yucatecos, no participamos en coadyuvancia con las acciones que se emprenden por parte de las dependencias.

Si no mantenemos nuestros patios limpios de cacharros, si no dejamos de tirar basura en la calle, entonces en cualquier momento el dengue nos rebasa, ya lo hemos vivido y hay que tomar en cuenta que muy cerca también se encuentra el chikungunya, también transmitido por el mismo mosco, de modo que hay que estar ojo avizor.

¿Por qué digo esto? Porque se habla mucho de estos efectos positivos, de la vacuna como una novedad, sin embargo ésta aún tiene que ser aprobada por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y en una siguiente etapa que el sector salud público genere recursos para su aplicación, la cual, además, ya se ha mencionado que en un principio sería para los grupos vulnerables.

Por eso no podemos bajar la guardia y lo mismo pasa con otras enfermedades ante las cuales, después de un tiempo de la emergencia, dejamos de cumplir con nuestro papel: el de mantenernos sanos con medidas preventivas tan básicas como el lavado de manos. Entonces  vienen los incrementos en las tablas epidemiológicas y ¿quiénes son  los más afectados? Nada más que nosotros mismos.  Lo vemos ahorita que las temperaturas no han cedido con un incremento de las enfermedades diarreicas.

Y ahora, en tiempos de campañas, hay muchas propuestas, pero ¿dónde están las de salud? No se escuchan, aunque son parte fundamental del bienestar de la sociedad. No dejen todo en manos de la ciencia y  las vacunas, ya que la prevención en salud es fundamental, porque la salud pública es materia primordial a nivel municipal, estatal y federal. Que no se nos olvide.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios