15 de Diciembre de 2017

Opinión

No te equivoques

El enfrentamiento de los empresarios yucatecos –en especial la Coparmex– con la titular del Ejecutivo se ventilaba en los medios nacionales.

Compartir en Facebook No te equivoquesCompartir en Twiiter No te equivoques

El año pasado, según las encuestas del PRI nacional y del equipo del ex gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto, Yucatán se estaba convirtiendo en un foco rojo para ese instituto político; la principal causa era la actitud rijosa  de la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco.

El enfrentamiento de los empresarios yucatecos –en especial la Coparmex– con la titular del Ejecutivo se ventilaba en los medios nacionales.  Ortega Pacheco insistía en imponer  como candidata a gobernadora a  la alcaldesa de Mérida, Arq. Angélica  Araujo Lara. La principal referencia que se tenía es que esa dupla había recuperado Mérida, después de estar veinte años en manos del PAN. La clase política local priista, en voz baja, decía que sería un gran error imponer  a Araujo Lara; se decía que sería un suicidio político.

Uno de los aspirantes a gobernar Yucatán  era el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Cámara Baja, enfrentado con la gobernadora. Sus encuentros con los priistas yucatecos  fueron saboteados por la gobernadora, al grado de que varios alcaldes recibieron amenazas veladas para no asistir a las reuniones que convocara Jorge Carlos.

Después de muchas negociaciones, el PRI nacional avala como su abanderado al diputado federal Rolando Zapata Bello. El PRI pretendía  darle una salida decorosa a la gobernadora, invitándola a ocupar la Secretaría General priista.

Para eso viene el ex gobernador de Hidalgo Miguel Ángel Osorio Chong a platicar con Ivonne Ortega. Osorio Chong le propone la Secretaría del PRI, ya que había mucha inconformidad contra ella, porque había vetado primero como candidato a gobernador y luego como senador a  Ramírez Marín y a José Blanco Pajón como diputado federal. La política, le toma la mano al ex gobernador de Hidalgo y le expresa categóricamente: “No te equivoques compañero, yo hace tiempo que dejé de recibir órdenes, ahora sólo recibo consejos y si quiero los tomo y si no, no”.

Mientras tanto, en el PRD y el PAN las candidaturas ya se estaban definiendo: el albizul se inclina por la ex titular de la SEP Josefina Vázquez Mota, lo cual le sirvió a Ivonne Ortega para sugerir que el PRI podría tener candidata, comentarios que llegaron puntualmente al Estado de México.

Ganadora hasta entonces de todas sus elecciones, Ivonne Ortega enfrenta la contienda federal y estatal, gana el estado y pierde Mérida, pero el golpe político afecta a su equipo, porque también la fórmula para senadores la pierde, teniendo como candidatos a la ex alcaldesa y a su primo Felipe Cervera Hernández, quien no entra al Senado.

Gana el PRI la presidencia de la República, empiezan los manejos de quienes acompañarían al presidente Peña Nieto al gobierno federal, los operadores de la ex mandataria filtran que ella estaba en la terna para ocupar alguna secretaría de Estado, cosa que nunca sucede; al final, la invitan para ocupar el lugar que despreció a Osorio Chong, hoy secretario de Gobernación, y en ese gabinete queda Ramírez Marín como secretario de la Reforma Agraria.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios