19 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Nos queda rezar un Padre Nuestro?

Esta es la situación que está viviendo México con miras a 2018, no hay confiabilidad y el único que ha pensado en esa solución es AMLO...

Compartir en Facebook ¿Nos queda rezar un Padre Nuestro?Compartir en Twiiter ¿Nos queda rezar un Padre Nuestro?

En cierta ocasión, cuando yo era  jefe de seguridad de una empresa de perforación petrolera, me preguntó mi superior respecto a un punto en que no se ponía de acuerdo con un importante visitante venezolano sobre el tema: “Comandante, en su opinión, ¿cuál es la seguridad más eficiente e invulnerable, la electrónica o la que se encarga a personal especializado?”. Les contesté que cuando el agresor  está dispuesto a quedarse en el evento, pega, como sucedió con el papa y otros jerarcas. Desde esa perspectiva, la única seguridad confiable es un PADRE NUESTRO. 

Esta es la situación que está viviendo México con miras a 2018, no hay confiabilidad y el único que ha pensado en esa solución es AMLO, que se descubre como el mesías que México necesita. Hoy por hoy, está llevando más agua a su molino. 

Estando así las cosas, a nadie sorprenderá que, por el lado del PAN, unjan a su oponente y debajo de las vestiduras sacerdotales surja el jefe Diego como el joven carismático y dinámico  que fue. Esto es porque, como dijo un político guerrerense: “Está flaca la caballada”.

ENTRE OTRAS COSAS: Si en el municipio fueran menos científicos, más prácticos y un poco humildes, podrían preguntarle a un amigo mío cómo dejó el Monumento a la Patria “rechinando de limpio” en sólo 7 días y al mismo tiempo la fachada de Catedral. Sin contar con obreros invisibles, ni un equipo multidisciplinario para planear cómo hacer lo que hay que hacer.

No están dando una buena imagen municipal.

También ENTRE OTRAS COSAS, el senador Daniel Ávila nos obsequió con un evento en el que abundaron las palmas, las palmadas y las lisonjas, pero no aprovechó la oportunidad para aclarar y deslindarse de la tarjeta amarilla que le sacó una publicación local, ejemplificando lo que da en llamarse “FUEGO AMIGO”. Esperamos mucho más de él.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios