19 de Septiembre de 2018

Opinión

Nos salvamos de los huracanes

La explicación es porque desde hace años las condiciones ambientales nos han favorecido de tal manera que no seamos afectados por ninguno de esos fenómenos.

Compartir en Facebook Nos salvamos de los huracanesCompartir en Twiiter Nos salvamos de los huracanes

El pasado día 30 de noviembre finalizó oficialmente la temporada de huracanes 2015 con un saldo blanco para la Península de Yucatán y es que estadísticamente desde el 2011 ya debería de habernos golpeado un huracán intenso, lo cual sobre todo en Yucatán afortunadamente no ha sucedido; esta temporada tuvimos la formación de 11 ciclones tropicales con nombre, de los cuales 7 fueron tormentas tropicales (Ana, Bill, Claudette, Erika, Grace, Henri e Ida), dos huracanes moderados categoría I que fueron Fred y Kate y dos huracanes intensos, Danny, categoría III, y Joaquín, categoría IV, y una depresión tropical, la cual fue la No. 9; aunque alcanzamos el promedio de formación que es de 11, se esperaba de acuerdo con el pronóstico de los doctores Philip Klozbatch y el emérito William Gray, de la Universidad Estatal de Colorado, E.U., la formación de 8 ciclones tropicales con nombre, que era por debajo del promedio, esto debido a la presencia del evento meteorológico de El Niño, vigente en esta temporada de huracanes y que provoca una disminución en número a formarse y en la intensidad a alcanzar. 

La explicación del porqué la Península no ha sido afectada por un gran huracán es sencilla: ya desde hace años las condiciones ambientales nos han favorecido de tal manera que no seamos afectados por ninguno de esos fenómenos, el último fue el poderoso y peligroso “Dean” en 2007 que afectó el sur de la Península. Fuera de eso la hemos pasado demasiado tranquilos. Lo que no debe ocurrirnos es que nos confiemos y pensemos que ya jamás nos volverá a afectar un huracán. 

Cuidado con pensar eso, estaríamos cayendo en un error que nos podría causar muchos problemas en lo futuro; al contrario, debemos estar agradecidos y aprovechar todo este tiempo sin afectación de huracanes para reforzar nuestra cultura de la prevención, ya que la suerte que hasta hoy hemos tenido en algún momento se acabará. No olvidemos que la Península de Yucatán siempre ha sido y será afectada por huracanes, nos guste o no.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios