17 de Noviembre de 2018

Opinión

Nuestra dispersión... nuestra perdición

Enfocarse hoy con tanta distracción en el entorno resulta cada vez más complicado.

Compartir en Facebook Nuestra dispersión... nuestra perdiciónCompartir en Twiiter Nuestra dispersión... nuestra perdición

Uno de los grandes problemas de los empresarios comienza desde el inicio de la planeación del día, semana o mes. La dispersión o ese efecto de distraerse o la falta de concentración, como le quieran llamar, es un grave problema que pudiera evitar que llegáramos a ser productivos en nuestras empresas o incluso en nuestra vida personal. Enfocarse hoy con tanta distracción en el entorno resulta cada vez más complicado.

Por la razón antes mencionada, les comparto 5 puntos para lograr concentrarse mejor y evitar la dispersión: 

1.- Visualiza.- Un punto importante es visualizar a dónde quieres llegar o el objetivo a cumplir y pensar en él fuertemente. Así evitarás en menor proporción que algo logre quitarte la mirada y el pensamiento de la meta a cumplir.

2.- Identifica qué te distrae.- Pudieran ser horarios, espacios, ruidos, acciones o cualquier otra cosa. Lo importante aquí es la identificación de todo eso para poder lograr trabajar en un entorno que no contenga lo que te distrae. Pero debes ser mucho más fuerte que eso y poderlo realizar en cualquier ambiente.

3.- Disciplínate.- Ejercita la mente y repite una y otra vez la conducta que hará que te enfoques y concentres en lo que haces. Medita o haz alguna actividad que te ayude a desarrollar esa capacidad y estructura mental. La mente, como cualquier parte del cuerpo, también requiere entrenamiento.

4.- Apunta.- Dice un refrán que la más débil tinta es más poderosa que la más fuerte mente. Así es que considera llevar libreta de apuntes, agenda o cuadernillo, pero anota las cosas o comentarios que consideres importantes para no olvidarlos o incluso tenerlos presentes.

5.- Actúa en congruencia.- Tus actos deben coincidir con tus pensamientos. Por lo que no debes permitirte pensar una cosa y actuar de manera distinta, porque vas a crear confusión en la gente que te rodea. El ser enfocado no es para sólo una actividad en la vida… es una actitud de vida.

Las personas dispersas pierden tiempo, tanto el suyo como el de los demás. En el lado que estés, no permitas que suceda esto. Al perder tiempo, pierdes dinero, pierdes calidad de convivencia con tu gente, tu familia, tus amigos, la naturaleza. Como individuos que somos, nuestra dispersión… es nuestra perdición.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios