20 de Septiembre de 2018

Opinión

Nuestro entorno veraniego

Agrede de inmediato es la presencia de basura en las playas.

Compartir en Facebook Nuestro entorno veraniegoCompartir en Twiiter Nuestro entorno veraniego

La ingeniería ambiental es realmente importante para nuestro planeta, ya que gracias a ella se definen nuevas maneras de alcanzar el desarrollo sostenible, un desarrollo sin afectar el medio ambiente, gracias al control de las fuentes de contaminación, mejorando con ello la calidad de vida de quienes lo habitamos.

Los ingenieros ambientales nos preocupamos en diseñar productos y procesos que sean capaces de controlar la degradación ambiental a la que estamos sometiendo a nuestro entorno. Esto viene a colación porque, como cada año, al acudir a la playa a disfrutar la belleza de nuestras costas, volvemos a ser impactados por el desorden en el manejo de nuestro entorno marino.

Desde la carretera costera, el paisaje arbóreo en muchas de las zonas de vivienda de veraneo está modificado por la siembra de especies que no son endógenas y que afectan de manera continua los ecosistemas, provocando la desaparición de muchas especies vegetales y modificando la composición del suelo; este paisaje es repetitivo, en algunos segmentos modificando severamente el entorno, no sólo en el aspecto de la flora, sino también de la fauna. Aquí es urgente desarrollar un programa de reducción del número de estos árboles, aunque lo cierto es que habría que eliminarlos, sustituyéndolos por especies propias de la región.

Otro aspecto que agrede de inmediato es la presencia de basura en las playas, así como el uso prohibido de cuatrimotos a la orilla del mar; pareciera que la gente no aprende o no tiene noción del respeto que merece todo nuestro entorno, de cómo debemos cuidar nuestro medio ambiente, no sólo en la costa, sino en todos los espacios en los que convivimos. 

Ver los montones de basura en el entronque a Chicxulub es algo realmente agresivo, y es que en materia de residuos sólidos, quienes acudimos a las playas en el verano somos hipergeneradores de basura, en comunidades que no están preparadas para asumir el compromiso de su manejo adecuado. Y de las aguas residuales… hablaremos en otra ocasión.

Ya lo he dicho reiteradamente: debemos cuidar nuestro medio ambiente, que es el espacio en el que vivirán nuestros hijos y nuestros nietos, y lo que hoy dejemos de hacer, el día de mañana será más difícil de corregir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios