23 de Febrero de 2018

Opinión

Nuestro peligroso espacio vial

Es un serio problema de seguridad vial potenciado por la falta de cortesía de nuestros conductores.

Compartir en Facebook Nuestro peligroso espacio vialCompartir en Twiiter Nuestro peligroso espacio vial

Mientras me he referido a la importancia de manejar a la defensiva, nuestra ciudad y nuestro Estado se han seguido enlutando por el preocupante incremento permanente del número de personas fallecidas en accidentes viales; después de repasar las causas de estas muertes, es indudable que estamos a años luz de condiciones de seguridad para todos en nuestro espacio vial.

Manejar por nuestras calles es una muestra continua de nuestra inseguridad por el comportamiento de todo tipo de conductores; las bicicletas en sentido contrario son una infección vial que poco se puede entender; los motociclistas con exceso de velocidad y una conducción de alto riesgo son una plaga atemorizante; y los conductores de vehículos de cuatro o más ruedas tienen un problema generalizado de creerse los dueños de la calle; ayer recorrí en tres ocasiones la avenida Colón yendo a 60 km/h y en cada ocasión fui rebasado por cuando menos tres automóviles que iban a más de 80 km/h, zigzagueando para rebasar a todo el que encontraran enfrente de ellos; el lunes a las nueve de la mañana manejaba con destino a Itzimná por la calle 20 a 50 km/h y una señora me iba presionando a menos de dos metros de mi parte posterior, tratando de rebasarme sin éxito cada vez que había un espacio sin autos estacionados, pero al llegar frente al Colegio Montejo me rebasó y al querer dar vuelta en la calle 19 se encontró con un camión de pasajeros que la hizo detenerse y al rebasarla le dije que si todos manejáramos respetando a los demás no tendríamos problemas, recibiendo de respuesta un gesto agresivo con la mano, mientras le pitaba al camión.

El mismo lunes iba yo detrás de un coche con placas de otro estado que en dos ocasiones estuvo a punto de dar vuelta en sentido contrario debido a la falta de señalización vial que les informara hacia dónde podían circular, y en ambas ocasiones fueron aplaudidos a claxonazos; ese es un serio problema de seguridad vial potenciado por la falta de cortesía de nuestros conductores.

Mucho hemos hablado del manejo a la defensiva y para rematar habría que recomendar, sobre todo en la mañana y en la tarde, manejar con lentes para el sol o tener parabrisas y viseras adecuados. La defensiva es benéfica.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios