22 de Septiembre de 2018

Opinión

Nuestro sueño con la caída petrolera

En Estados Unidos el IVA o Sales Tax es un impuesto estatal no federal como en México, aparte, cada condado (aquí llamado municipio) le agrega un Discretionary Sales Surtax Rate.

Compartir en Facebook Nuestro sueño con la caída petroleraCompartir en Twiiter Nuestro sueño con la caída petrolera

El panorama económico a consecuencia de la caída de los ingresos petroleros  frena ingresos e inversiones en el país, pero hace valorar a los empresarios y redimensionar su poder económico y social.

Eduardo Abraham Xacur, en una sesión de Consejo de la Cámara de Comercio de Mérida, de la cual es vicepresidente, donde todos informábamos de las consecuencias económicas en la inversión pública, empleo y comercio de la caída petrolera, sentenció:

“El ingreso público proveniente del petróleo hizo que el gobierno subvaluara el papel del empresario en la generación de empleo, riqueza e impuestos; ahora los ingresos fiscales son la principal fuente  de ingresos del gobierno y, ahora sí, esperemos que el gobierno sea un verdadero socio en el impulso a los empresarios, porque su aportación económica vía impuestos ya vale”.

El pensamiento del licenciado Abraham contiene una verdad: el ingreso de los estados es más de un 90% producto de las participaciones federales, esto hace que el interés de las autoridades estatales y municipales en las empresas como fuente de ingresos fiscales sea nulo. Las ven como entes que proporcionan servicios y productos a la sociedad. No obtienen ningún beneficio de su éxito o fracaso, no sienten ningún interés en que sean empresarios locales o extranjeros, no representa ningún problema su ausencia, ya que los principales bienes básicos sociales -agua, luz, seguridad, basura-  son controlados por el gobierno y no dependen de los hombres de empresa en nada.

El sistema de recolección de impuestos centralista no es malo, es mundial, común y hasta necesario, ya que el papel principal del gobierno es redistribuir el ingreso según las necesidades sociales y geográficas de cada región; sin embargo, para fomentar el interés de los gobiernos estatales y municipales en las empresas no existe nada, bueno existe un impuesto de nómina pero eso en vez de fomentar inhibe el empleo.

En Estados Unidos el IVA  o Sales Tax es un impuesto estatal no federal como en México, aparte, cada condado (aquí llamado municipio) le agrega un Discretionary Sales Surtax Rate; ejemplo, en Florida la tasa del IVA es 6% pero en Miami es 1%, o sea el IVA en Miami es 7%.

El hecho de que se relacionen impuestos con los estados y municipios influye muy directamente  en el interés de los gobiernos en el destino y suerte de las empresas locales. Con que el Gobierno Federal desviara sólo un 1% de IVA de Yucatán, el Estado percibiría cerca de 1,080 millones de pesos, eso sí despertaría un verdadero interés  en las empresas locales. El licenciado Abraham tiene toda la razón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios