24 de Septiembre de 2018

Opinión

Nuevos distritos

En Mérida, si el PAN quiere ser competitivo en ciertos distritos tendría que invitar a ex priistas para hacerlos candidatos.

Compartir en Facebook Nuevos distritosCompartir en Twiiter Nuevos distritos

La nueva conformación de los distritos locales en Yucatán que realizan  el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana en Yucatán (Iepac) modifica la correlación de fuerzas de algunos partidos políticos. 

En Mérida, si el PAN quiere ser competitivo en ciertos distritos tendría que invitar a ex priistas para hacerlos candidatos, ya que pueden catalizar los votos inconformes del PRI para evitar que se vayan al emergente Morena.

Mérida tiene seis distritos locales y en uno más –el VI- comparte territorio con Kanasín, la cabecera. Parte de la demarcación del I pasará al distrito XV el cual se quedaría con colonias meridanas como la Unidad Morelos, Nueva Kukulcán y María Luisa. Si los partidos recibieran en 2018 los votos obtenidos en 2015, en estos nuevos escenarios políticos, los resultados serían: PRI, Nueva Alianza (NA) y Verde Ecologista (VE), 30,828 sufragios, el PAN 27,191, con una diferencia de 3,697.

El  distrito II ocuparía la demarcación del XII, pero también tendría parte del III: Pensiones, Residencial Pensiones, Fovisste, Yucalpetén, Nueva Hidalgo, Roma y Colonia Bojórquez; el nuevo distrito XII no tendría la parte del centro sur, incluidas las colonias Vicente Solís, Canto y Delio Moreno. Si se repartieran los votos en 2018, como quedaron en la pasada elección local, la coalición PRI, VE, NA alcanzaría 31,553 votos y el PAN 29,321, diferencia de 2,232.

El distrito III pasaría a ser parte del XIV, abarcaría Ciudad Caucel, Santa Fe, Juan Pablo, Xoclán, Villa Magna del Sur, Opichén y Sambulá, además de algunas secciones del distrito VII como México Poniente y Mulsay. Esta nueva estructura perdería grandes secciones del norponiente. En este escenario, la coalición obtendría 25,903 votos y el PAN 18,641, o sea 7,262 menos. 

El distrito IV, fuerte bastión panista, no sufriría grandes modificaciones, aunque pasaría a ser la demarcación XIII. Ya no tendría las secciones del Campestre y Villas la Hacienda, pero le agregarían cuatro comisarías: Sitpach, Santa María Chi, Chichí Suárez y Yaxché Casares, además de las que están al norte de la ciudad. Con los resultados de la  última elección, la coalición obtendría  25,726, el PAN 27,482 y ganaría por 1,756 votos. Este escenario es el que más le preocupa al PAN, ya que su diputado Elías Lixa perdió más de 10 mil sufragios en comparación con la penúltima elección cuando fue candidato  el alcalde Mauricio Vila. Este distrito es de los que más votos le dan al blanquiazul.

El V se convertiría en el XI, le quitarían  cuatro comisarías y le agregarían  secciones con asentamientos urbanos populares como las colonias Mayapán, los Reyes y Nueva  Pacabtún. Con los números de la elección de 2015 la alianza obtendría 25,726 votos y el PAN 34,860, con ventaja de 10,916.

El distrito VII pasaría a ser el X  que obtendría todas las comisarías del sur de Mérida: San Pedro Chimay, Molas, Dzununcán, Ixmatkuil, San José Tzal, Tesip, Tekit de Regil, Yaxnic y Ticimul. Con los resultados de la elección pasada la coalición tendría 29,034 votos y el PAN 18,376, la diferencia sería de 10,658.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios