16 de Diciembre de 2018

Opinión

Los números de Videgaray y Yucatán

Las empresas comerciales pagan menos que las industriales y en Yucatán más de las dos terceras partes de la economía son comercios y servicios y en el norte son casi iguales.

Compartir en Facebook Los números de Videgaray y YucatánCompartir en Twiiter Los números de Videgaray y Yucatán

Qué difícil debe ser leer buenas noticias económicas y no poderlas sentir en la vida diaria, qué inverosímil  es que te digan que el empleo creció en 4.5% y tus amigos no consigan trabajo; qué difícil es creer que la inflación fue del 3% y tu gasto del supermercado subió mucho más.

Las medidas que el secretario de Hacienda ha tomado son las correctas ante la debacle que para el Gobierno Federal ha representado la caída del petróleo. Pudo haber subido impuestos o prestado dinero generando un déficit público, pero ajustó el gasto federal con menores afectaciones a los estados e inversiones de infraestructura. Estas acciones hacen que la diferencia entre el ingreso y gasto del Gobierno Federal sea menos del 3% provocando que las tasas de interés  y la economía sigan estables.

Pero, ¿por qué sentimos distantes los números que leemos en la prensa? La respuesta en simple: existen varios Méxicos, las diferencias son muy contrastantes como revelan los siguientes números:

En el norte,  41% de la población ocupada está en la informalidad; en Yucatán es el 63%. El salario promedio de Yucatán a marzo es de 214 pesos diarios y en el centro del país de 349 pesos, la diferencia es un 63%.

Las empresas comerciales pagan menos que las industriales y en Yucatán más de las dos terceras partes de la economía son comercios y servicios y en el norte son casi iguales.

En Quintana Roo están felices porque el dólar subió y los ingresos turísticos representan más pesos; en Chetumal, el empleo que depende mucho del Gobierno del Estado ha disminuido y el alza del IVA en 5% les afecta más. En Carmen, Campeche, los recortes petroleros ya han afectado a las empresas y empiezan los recortes. A Yucatán, con vocación mixta entre comercio, producción agrícola y servicios profesionales, le ha ido mejor.

El problema de Yucatán no es el empleo, son los salarios bajos por su naturaleza comercial y con pocos contratos colectivos de trabajo formal. La mayoría de la gente ocupada es informal y se ganan menos de dos salarios mínimos al mes.

La estrategia económica del Gobierno del Estado es pobre en análisis, se sigue pensando que el empleo es el reto. La página web de la Sefoe dejó de publicar datos económicos de Yucatán desde marzo de 2013 y la Facultad de Economía de la Uady desde agosto de 2011.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios