26 de Septiembre de 2018

Opinión

Operación Rescate

Sueño con que ese inquebrantable deseo de vivir que nos muestra Mark Watney lo adopten muchas personas...

Compartir en Facebook Operación RescateCompartir en Twiiter Operación Rescate

“Les garantizo que en algún momento todo les saldrá mal, y dirán: se acabó, este es mi fin, entonces tienes dos opciones: te resignas o te pones a trabajar y empiezas a resolver todos los problemas, iniciando con el primero, luego el que sigue y así sucesivamente”. Así les dijo Mark Watney (Matt Damon) a los nuevos aspirantes a integrarse al equipo de astronautas de la NASA.

Antes, Watney formaba parte de la tripulación comandada por Melissa Lewis (Jessica Chastain), que realizaba un viaje al planeta rojo, como parte del programa ARES, que consistía en varios viajes tripulados a Marte para investigar las condiciones de suelo, clima y recolección de muestras. La aproximación de una tormenta los obliga a abortar la misión y despegar anticipadamente, pero en el camino Mark sufre un accidente que hace creer al resto de la tripulación que había fallecido, así que despegan de regreso a la Tierra sin él. Pero estaba vivo.

Haciendo cuentas, concluye que contaba con los elementos suficientes para permanecer con vida 31 días, antes de que le llegara inevitablemente la muerte. Pero no estaba dispuesto a resignarse, aún no. Sus conocimientos científicos le servirían para crear agua, cultivar su alimento, y diseñar un plan ingenioso, arriesgado, pero efectivo, para no solamente sobrevivir, sino también conseguir dar aviso de su condición a los responsables del programa en la Tierra y conseguir su ayuda.

A más de lo interesante de los recursos científicos, el uso y gestión de la energía disponible, el encuentro y reutilización de aquel vehículo llamado Pathfinder, famoso a fines del siglo pasado, deseo destacar el instinto de supervivencia en grado extremo, gracias al hecho de mantenerse firme en encontrar un sentido a la vida.  A Víktor Emil Frankl, neurólogo y psiquiatra austríaco, fundador de la Logoterapia, le hubiera encantado esta película, por reflejar a la perfección lo que explica en su libro “El Hombre en busca del sentido último”.

En su fin de semana de estreno en las salas de Estados Unidos, “The Martian”, que es el título en Inglés de “Misión Rescate”, recaudó 55 millones de dólares, quedando a menos de un millón del record en recaudación en un fin de semana de octubre, alcanzado por “Gravity” en 2013. El extraordinario guión se lo debemos a Drew Goddard, basado en la novela homónima de Andy Weir (2012). Bajo la dirección de Ridley Scott, también destacan las actuaciones de Jeff Daniels como Teddy Sanders, director de la NASA, Michael Peña como Rick Martínez y Kate Mara como Beth Johanssen, miembros de la tripulación.

Sueño con que ese inquebrantable deseo de vivir que nos muestra Mark Watney lo adopten muchas personas que parecen haber perdido el sentido de la vida y que, agobiados por los problemas cotidianos, se abandonan a un destino que parece ser inevitable, o incluso deciden precipitarlo.

En una grabación en video, antes de saber si alcanzaría a ser rescatado con vida o no, dice: “Pase lo que pase, díganle al mundo y a mi familia que jamás dejé de luchar”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios