Otras vidas

Continuar la lectura es vivir como propia la vida ajena, a cada vuelta de página se hace cada vez más intensa.

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Apresurando las páginas para saber cómo seguía la historia, resistiéndome a terminarla tan rápido, deseando alargar la compañía de sus personajes, así fue como leí: Una palabra tuya de Elvira Lindo, editada por Seix Barral en la Colección Booket.

La autora: es una española de Cádiz, residente de Madrid desde los doce años, actualmente vive la mitad del año en esa ciudad y la otra mitad en la ciudad de Nueva York. Empezó a trabajar en la radio a los 19 años, de los guiones que escribía nació el personaje Manolito Gafotas, sobre el cual ha publicado ocho novelas, basadas en éstas se han hecho dos películas y una serie de televisión. Semanalmente publica dos columnas en el periódico El País, así como un artículo en la revista Elle.

La obra: obtuvo el premio Biblioteca Breve en 2005 y fue llevada al cine en 2008 por Ángeles González-Sinde. La historia de la novela está narrada desde la voz de Rosario, a través de sus juicios, de la forma que tiene de relacionarse con los otros, vamos conociendo a los demás personajes. 

Por ejemplo, de su amiga Milagros nos dice:

“…hablaba por hablar y era de estas personas que no conocen el punto y aparte; hablaba como si los temas no se acabaran nunca, como si su cerebro fuera incapaz de encontrar un final para una frase y su discurso se moviera en espiral y cuando tú creías que estaba al fin a punto de callarse volvía sobre lo mismo, al punto de partida, incansablemente”. 

De ella misma nos confiesa:

“A mi madre la he mentido mucho. No fueron nunca grandes mentiras, sino procesos largos de pequeños embustes…”.

Continuar la lectura es vivir como propia la vida ajena, a cada vuelta de página se hace cada vez más intensa, y al mismo tiempo comenzamos a sentir nostalgia por el próximo final. Sólo nos queda disfrutar cada segundo de ella.

Cargando siguiente noticia