23 de Septiembre de 2018

Opinión

Ovejas en piel de Lobo

Actualmente con el auge de series como House of Cards, hemos visto como Frank Underwood se ha vuelto el Jesucristo de los políticos...

Compartir en Facebook Ovejas en piel de LoboCompartir en Twiiter Ovejas en piel de Lobo

Actualmente con el auge de series como House of Cards, hemos visto como Frank Underwood se ha vuelto el Jesucristo de los políticos, y El Príncipe de Nicolás Maquiavelo se ha convertido en su Biblia. Toman la idea no plasmada en su obra, pero si deducida de esta, “El Fin, justifica los Medios”.

Ante esto me pregunto, ¿Qué fin persiguen?, ¿Qué Medios están dispuestos a utilizar? Se respaldan en esta frase para justificar cualquier acción realizada para conseguir poder.

Necesitamos una verdadera clase política que no se base en artimañas, que tengan más preparación, que nuestros políticos actuales se conviertan en verdaderos Politikós y ya no en simples Idiotikós (Definición que había hecho en las primeras columnas). Personas que piensen en el bienestar de la comunidad y no en su bienestar personal. Gobernantes que sean verdaderos filósofos, o viceversa, filósofos que sean gobernantes como decía Platón.

El problema es que la clase política dominante ha erigido una cúpula que solo permite el acceso a personas que perpetúen el modelo existente y el mismo status quo.

Para  llegar al poder dicen, se tiene que ser “Lobo en piel de Oveja”, pero Platón decía: “La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo”

Necesitamos una clase política virtuosa, ya que como afirmaba Cicerón en su obra De Re Pública, “la existencia de la virtud depende por entero de su uso; y su uso más noble es el gobierno del Estado y la realización en hechos, NO en palabras, de aquellas cosas mismas que los filósofos, en sus rincones, continuamente están haciendo sonar en nuestros oídos”.

Necesitamos pasar de la vida contemplativa, a la vida práctica, ser Estadistas y no simples Políticos, pensar en las futuras generaciones antes de pensar en las futuras elecciones.

Por lo anterior, lo que necesitamos, son Ovejas, en piel de Lobo. Necesitamos virtuosos, académicos, filósofos, pensadores políticos, idealistas, que se pongan su máscara de Lobo para entrar a esas cúpulas, y una vez dentro, no permitir que el Sistema los cambie, sino cambiar al Sistema, sólo así podemos hacer políticas públicas que beneficien verdaderamente, reformas estructurales que permitan cimentar un mejor mañana.

El que no sea posible desarraigar radicalmente las opiniones erróneas ni corregir los defectos de forma inmediata, no es motivo alguno para desentendernos del Estado, no hay que abandonar la nave durante la tempestad.

Es menester seguir este camino, y procurar arreglar las cosas de la mejor manera. Y si no logramos realizar todo el bien, al menos con nuestro esfuerzo disminuiremos la intensidad del mal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios