24 de Septiembre de 2018

Opinión

Padre-hijo-padre

Tolérale la ingratitud, y sus hijos serán ingratos.

Compartir en Facebook Padre-hijo-padreCompartir en Twiiter Padre-hijo-padre

Pienso que estamos equivocando la relación familiar, me refiero a PADRES-HIJOS. “DALES TODO PORQUE ESTAS PAGANDO UNA FACTURA”. El hijo recibe todo y luego vienen otros que le pasarán su factura también. Y derrochas amor, en vez de enseñar a amar.

El hijo bien puede ser una persona que viene a dar, y  nosotros,  distorsionándolo todo, lo convencemos de que viene a recibir, y hasta lo convertimos en cobrador. Enséñale a tu hijo a amarte y respetarte y él será amado y respetado por sus hijos.

Tolérale la ingratitud, y sus hijos serán ingratos. Consiéntelo y tendrás en él a un mal padre, pues si no fue educado no sabrá educar y sufrirá el reclamo de sus hijos por esto.

Si no lo enseñas a  agradecer, crecerá confundido, creyendo merecer, pero no sabe qué es lo que merece y cuando lo único que necesita es respeto, amor y educación, ensaya a pedirlo todo, y si lo recibe… pobre hombre.

Si lo enseñas a agradecer, será un buen hombre, buen hijo y buen padre y los hijos seguirán su ejemplo, y eso… es lo que hemos olvidado.

Si el hijo respeta profundamente a sus padres, tendrá una presencia respetable ante sus hijos, mientras asuma dignamente su lugar, y el hijo seguirá este ejemplo.

A diferencia de lo anterior, hoy hay hombres desechados a los 60 años; justamente cuando comienzan a ser sabios, su lenguaje  ya no es aceptado.

Vemos que, como nosotros, nuestros hijos seguirán despedazando el planeta y las relaciones humanas. A menos  que frenemos esta tendencia cambiando el concepto de la relación familiar de PADRES-HIJOS… A HIJOS-PADRES.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios