22 de Julio de 2018

Opinión

PAN partido

Con los resultados de elección de la dirigencia del Partido Acción Nacional, en las que se dio paso a la reelección de Gustavo Madero Muñoz...

Compartir en Facebook PAN partidoCompartir en Twiiter PAN partido

Con los resultados de elección de la dirigencia del Partido Acción Nacional, en las que se dio paso a la reelección de Gustavo Madero Muñoz, para los panistas abre una nueva oportunidad. Porque el PAN no saldrá de su crisis partiéndose en partes.

Se repartió el PAN a mitad y mitad en el Estado, Madero ganó en cinco municipios, Benito Juárez, Solidaridad, Tulum, Cozumel y Bacalar; mientras que Cordero obtuvo el triunfo en los otros cinco, de diez, Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Othón P. Blanco, pero en el total de votos, Cordero quedó debajo de Madero.

Con Ernesto Cordero perdieron Alicia Ricalde Magaña, Joselín Avila Correa, Trinidad García Argüelles y Mario Félix Rivero Leal; y con Gustavo Madero triunfaron Hugo Sánchez Montalvo, Patricia Sánchez Carrillo, Sergio Bolio Rosado, José Hadad Estéfano, Jesús Zetina Tejero, Eduardo Martínez Arcila y Troy Becerra Palma. Por mencionar a los más vistos.

Desde el principio del proceso interno se vislumbró la fragmentación de los seguidores de ambos lados, maderistas y corderistas, desde la perspectiva de los seguidores del candidato Cordero, el triunfo estuvo mucho más lejos de lo que los egos creían, y solo es cuestión de despojarse un poco de vanidades para entender que las coincidencias son infinitamente superiores a las diferencias de postura.

La propiedad de la ideología de derecha tiene, entre otras, que determina no poder dividirse ni fragmentarse, sin alterarse o destruirse, lo que se vio en el desenlace de la campaña antes, durante y después de la contienda intestina por el liderazgo del blanquiazul, con la ofensiva de fieros ujieres panistas en el Estado del candidato Cordero, contra el contendor Madero.

La contrapuesta de cara al país, no puede seguir siendo la de la imposición de tesis teóricas, sobre todo, cuando la variedad de liderazgos existentes está trabajando cada uno en su estilo y color para la conformación de una mayoría suficientemente sólida como para respaldar iniciativas de libertad social, económica y política.

Los seguidores del candidato perdedor solían afirmar que con Cordero el PAN despertaría de su letargo, y no dejan de tener razón. Pero el PRI festeja ahora en grande con el triunfo de Gustavo Madero, quien se entiende muy bien con la Presidencia de la República.

Los últimos dos años en lo que fue la postrimería del PAN en el poder presidencial con Fox y Calderón, para darle paso al PRI con la llamada debacle de Acción Nacional, ese despertar de participación e involucramiento político de todos los sectores panistas ha venido acompañado de un evidente retroceso, palpado cuando están en juego gubernaturas y presidencias municipales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios