15 de Octubre de 2018

Opinión

Panorama 2017, la otra cara del TLC

En el aspecto financiero, los inversionistas extranjeros ven un año difícil en México para ganar en la bolsa y por eso muchos capitales han salido...

Compartir en Facebook Panorama 2017, la otra cara del TLCCompartir en Twiiter Panorama 2017, la otra cara del TLC

En 2016 ocurrieron diversos eventos que cambian la manera de ver el comercio global en el futuro; los pesimistas ven negativo cualquier cambio,  pero siempre hay oportunidades. La salida de Inglaterra del bloque comercial europeo marca este momento, la llegada de Trump lo confirma, pero el nacionalismo o proteccionismo a las industrias locales tiene su lado bueno.

México ha ganado volumen comercial mediante el TLC, inclusive la producción del campo; sin embargo, la importación de maíz, frijol y arroz desde el TLC ha aumentado a pasos agigantados disminuyendo los precios en México, sabiendo que de origen el maíz americano está subsidiado. Ante la inminente subida del dólar, espero ver un campo más rentable.

Si Estados Unidos empieza una guerra comercial con China, le impondrá aranceles a los productos que Estados Unidos compra a esa nación, pero muchas empresas mexicanas subirán y harán rentable a la industria metal mecánica y de plásticos local.  México también tiene su cinturón de óxido en el norte del país, con muchas industrias que quebraron ante los productos chinos, cuyos costos de producción son infinitamente menores que los del mundo. Los precios subirán y se estimulará a más fabricantes que a la larga harán bajar los precios.

Trump siempre habla de los empleos que ha perdido Estados Unidos para trasladarse a México y  del déficit comercial, pero se olvida de las utilidades de los bancos norteamericanos y de las trasnacionales como Gillette, Procter and Gamble y otras que son más del 70% de los productos comestibles y del hogar en los supermercados; las utilidades que se llevan las empresas norteamericanas en México son un tema que nadie ha tocado y compensa con creces el empleo perdido por las fábricas que vienen a México.

En el aspecto financiero, los inversionistas extranjeros  ven un año difícil en México para ganar en la bolsa y por eso muchos capitales han salido, provocando  que las tasas de interés hayan  subido muchísimo, sobre todo en tarjetas de crédito; esto hará que la gente destine más dinero a pagar interés que al consumo en 2017.

El panorama será negativo en 2017 al principio, no al final; de entrada, el precio del petróleo está a su máximo en tres años, tocando los 56 dólares, y el anuncio de menos impuestos de Trump hace que la economía suba y aumenten las exportaciones  mexicanas. La clave  estará en la sagacidad del presidente de México para negociar el TLC de la misma manera que lo haga Trump.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios