21 de Octubre de 2018

Opinión

Parques y desarrollo sostenible

Hoy día nuestras áreas verdes son espacios que se encuentran en distintos estados y formas de alteración y conservación.

Compartir en Facebook Parques y desarrollo sostenibleCompartir en Twiiter Parques y desarrollo sostenible

La Mérida en la que vivimos se ha convertido en un sitio muy distinto al que originalmente existía hace ya algunos años, y es que los procesos de urbanización, sin tener de referente un modelo de ciudad por todos validado, han transformado a la ciudad y sus alrededores de manera drástica y aceleradamente, a tal grado que  hoy día es difícil poder concebir a Mérida como un ecosistema equilibrado y con futuro. Sin embargo, no hay que hacer a un lado el hecho de que la ciudad integra un amplio sistema de interacciones que benefician a la mayoría, aunque con un proceso de impacto creciente sobre el medio ambiente, en el cual inserta con efectos negativos su huella ecológica.

Por lo tanto, tenemos todos que empujar para acordar un cambio importante en la estructura de la ciudad, sus interacciones, sus efectos, su microclima, a fin de poder acordar entre todos, sociedad y gobierno, un nuevo modelo de desarrollo urbano que permita revertir paulatina pero continuamente las tendencias negativas e insostenibles del desarrollo de los últimos 10 ó 15 años.

Hoy día nuestras áreas verdes son espacios que se encuentran en distintos estados y formas de alteración y conservación.

En una ciudad sus parques deben ser verdaderos sistemas ambientales con un papel importante para sus habitantes, siendo equipamientos que contribuyen a la mejora de la calidad de vida, al ser espacios públicos, de recreación, ocio e igualdad, además de ser un factor indispensable en el ámbito ecológico, funcionando como verdaderos pulmones, generando, gracias a su arborización, oxígeno y mitigando a su vez el calor inducido por el sol que se refleja en calles y banquetas; de modo que la gestión de estos espacios debe cumplir con las condiciones de sostenibilidad ambiental, lo que implica integrar en un solo concepto la perspectiva ecológica y las teorías del diseño urbano.

En realidad los parques insertan elementos ecológicos en las manchas grises, influyendo en el microclima, en la recarga de acuíferos y formando cortinas de control del polvo y amortiguamiento del ruido, y elevando la calidad del aire; desde el punto de vista turístico, los parques son elementos importantes en el quehacer histórico y cultural de una ciudad. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios