20 de Octubre de 2018

Opinión

Parte de novedades

Las fuerzas armadas finalizan otro año en la línea de fuego, en un complejo escenario donde el costo en vidas sigue siendo alto.

Compartir en Facebook Parte de novedadesCompartir en Twiiter Parte de novedades

Las fuerzas armadas finalizan otro año en la línea de fuego, en un complejo escenario en el que desde hace nueve años fueron involucrados por su Comandante Supremo cambiando así su rol tradicional de vigilar los litorales o adiestrarse en los cuarteles.

El parte de novedades a mitad del sexenio revela que los delitos de alto impacto van a la baja, con excepción del secuestro, donde la ciudadanía juega un papel fundamental a través de la denuncia para privilegiar la ventaja que da la prevención.

En esta lucha contra la delincuencia, es un hecho que el Ejército y la Marina han transparentado sus procedimientos, y sus operativos están ahora más apegados al marco legal. Un ejemplo de esto es que en el 2012 se presentaron mil 450 quejas por violaciones a los derechos fundamentales de las personas y este año solo 538.

En esa tarea el costo en vidas sigue siendo alto. En  el sexenio pasado (2006-2012) Sedena y Semar reportaron 414 elementos fallecidos en acciones contra el narcotráfico y la delincuencia organizada. El caso más reciente ocurrió en el poblado El Ébano, en Sinaloa, donde dos marinos murieron. ¿Cuántos más tendrán que perder la vida?

Los militares están conscientes de que la lucha en este frente va para largo, y para ello requieren de la confianza del pueblo. Un ejemplo de que esa confianza puede capitalizarse y dar resultados es Veracruz, donde la Marina sustituyó a un ente policiaco contaminado, invadido por la corrupción y cuyo relevo era impostergable. No, no se trata de militarizar las fuerzas de seguridad civiles, pero en el corto plazo es improbable la unificación de una policía a nivel nacional, y no digamos de la Gendarmería que incumplió con las expectativas que el propio gobierno creó durante su formación. 

Lo han dicho los secretarios de Defensa y Marina: mientras no se cuente con una fuerza civil confiable que garantice la seguridad de la población, los militares seguirán ahí, en las calles. 

Anexo "1"

Gracias por el rendez-vous

Recibimos un nuevo año renovando la esperanza en un mundo mejor. Es momento de reconciliación, de avivar la llama del amor en nuestras familias, por los amigos. Y aunque cada año la travesía se hace cada vez más lenta, hay que mantener el rumbo porque aún quedan acaecimientos por plasmar en nuestro Diario de Navegación, testimonio de que navegamos en estos mares y finalizaremos la orden de operaciones girada por el Gran Arquitecto del Universo. 

Al agradecerles el cotidiano rendez-vous semanal en estos acaecimientos, permítanme desearles un feliz y próspero año 2016, con buena salud y armonía junto a sus seres queridos. A quienes cumplen misiones alejados de sus familias, les deseo un pronto retorno a la paz de sus hogares.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios