19 de Septiembre de 2018

Opinión

Partidos al desnudo

La votación aplastante en la Cámara de Diputados a favor del cambio en el horario de Quintana Roo desnuda a todos los partidos políticos que cerraron filas...

Compartir en Facebook Partidos al desnudoCompartir en Twiiter Partidos al desnudo

La votación aplastante en la Cámara de Diputados a favor del cambio en el horario de Quintana Roo desnuda a todos los partidos políticos que cerraron filas como un solo ejército, aquel cuatro de diciembre pasado. Priistas, panistas, perredistas, verde ecologistas, petistas y ex convergentes dejaron escapar un solo voto –en las filas del PRD–  y una abstención, de la diputada del Movimiento Ciudadano.

La unanimidad de paquidermo deja a todos los partidos en evidencia, y a la oposición sin autoridad moral para lanzarse contra el PRI y hacerlo trizas, como en otras ocasiones. Si un perredista y un panista cuestionan el cambio de huso horario, tendrán que empezar por llamar a cuentas a todos sus diputados. Esto explica el silencio de una oposición que se escurre, incapaz de sumarse al menos de palabra a los reclamos de miles de padres de familia damnificados por esta decisión que divide opiniones en la calle y oficinas, algo que no ocurrió en una Cámara que se desempeñó como un solo partido de aliados que se entienden muy bien en corto.   

De un total de 260 diputados federales que el cuatro de diciembre pasado acudieron al pleno para modificar el huso horario de Quintana Roo, 258 votaron a favor y uno en contra: el perredista defeño Jhonatan Jardines Fraire. Y tan sólo se abstuvo la jalisciense del Movimiento Ciudadano.

Por partido votaron así:

Del PRI 122 a favor –ninguno en contra–, pero 92 estuvieron ausentes, entre ellos Manlio Fabio Beltrones, su coordinador. Del PAN, 48 votaron a favor, pero 66 no estuvieron presentes, entre ellos la diputada pluri quintanarroense, Alicia Ricalde Magaña. Por el PRD, dieron luz verde 57 diputados, pero 43 no estuvieron en el recinto. El Verde Ecologista aportó 12 votos, pero 15 de sus diputados brillaron por su ausencia. El PT aportó cuatro votos, pero 10 de sus legisladores no hicieron acto de presencia. Movimiento Ciudadano: 9 votos a favor, con una abstención. Toda su bancada estuvo presente. 

Una abrumadora mayoría votó a favor, y tan sólo un perredista escapó del guión. Otros 240 por equis o por ye no acudieron a la sesión en la que se planchó el tema del huso horario. La panista Alicia Ricalde prefirió no acudir.

La aplastante unanimidad tiene una explicación: los coordinadores de las bancadas dan la instrucción no negociable, indicando a sus diputados la inclinación de su voto. Por ello no sorprende que todo el PRI haya dado luz verde, tomado de la mano con el PAN, el PRD, Verde Ecologista, PT y Movimiento Ciudadano.

Son los saldos infames de votar en manada, sin reflexionar el voto para no caer de la gracia de su coordinador. Así se confirma que un selectísimo club de mandones define el destino de poblaciones e incluso de nuestro país.

Este sábado estará a prueba la capacidad de convocatoria a través de redes sociales, con la marcha pacífica que se efectuará en calles de Chetumal a partir de las cuatro de la tarde en protesta por el nuevo huso horario.

Oportunidad desperdiciada en la UQROO

Predomina la impresión de que la comunidad universitaria dormita en la canoa del placentero conformismo y dejó escapar una inmejorable oportunidad de dar un golpe de timón para rescatar el proyecto de la Universidad de Quintana Roo (UQROO), formando mesas de trabajo para discutir sus flacos débiles –casi todos – para impulsarla a las alturas y hacerla cumplir el destino que le fue trazado por el gobernador Miguel Borge Martín a principios de la década de los 90.

Porque el injustificado despido y justo retorno de sus tres catedráticos fue la parte más llamativa de un problema que incluye una mediocridad que gana terreno en su plantilla académica, combinada con una oferta de carreras que en su gran mayoría no responden a las exigencias del mercado y condiciones de nuestro estado. Prueba de ello: la saturada carrera de Derecho, seleccionada en muchos casos por quienes tienen pánico a las ciencias exactas.

Catedráticos y egresados tienen la palabra, para empezar. Porque la UQROO ya no debe seguir como paciente con anemia aguda, y sin esperanzas.

Antídoto contra los privilegiados

Es un sueño guajiro, pero me parece justo que los 200 candidatos a diputados federales que ocupen los mejores segundos lugares en la elección que se avecina vayan directo como plurinominales. Porque así se premia el esfuerzo y la voluntad de millones de mexicanos cuyos favoritos quedaron en la orilla.

Lo que no se vale es que en todos los partidos haya una lista de privilegiados que pueden irse de vacaciones a las islas griegas por el resto del proceso, recibiendo en bandeja su diputación de representación proporcional mientras siguen en el jacuzzi. 

Así serían aportadas vitaminas a nuestro sistema de competencia, abatiendo los niveles de abstencionismo que son un duro reproche a los partidos y sus candidatos.

No se vale que ciertos partidos usen a candidatos taquilleros como remolque para cosechar un significativo porcentaje de votos que les dará acceso a las grandes bolsas del presupuesto oficial y posiciones obsequiadas por nuestro sistema de competencia electoral. 

Me gusta la gasolina, pero en Belice

Si la zona libre de Belice resucita como sitio óptimo para cargar combustible, será justicia divina para muchos. Y es que en gran parte de nuestras gasolineras se abusa del cliente, ofreciéndole litros incompletos con un cinismo que irrita, pero que se cobija en el abandono permanente de los inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco).

La falta de honestidad es la norma en estas gasolineras mexicanas que son un excelente negocio, llevado hasta las nubes por los gerentes que dan línea a sus empleados para ejecutar el fraude tiro por viaje. Por ellos los automovilistas se pasan recomendaciones y advertencias sobre las estaciones de servicio y la forma de pedir el combustible, para que no te arrebaten 50 o 100 pesos.

Pero la Profeco se conforma con balconear a las gasolineras donde dan litros incompletos, esperando que el Papa Francisco les dedique un sermón. Porque la lista de estaciones de servicio en la lista negra la puede conseguir uno a fuerza de malas experiencias en casa o como viajero. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios