19 de Septiembre de 2018

Opinión

Peatones, seguridad y sostenibilidad

El caminar debería ocupar un lugar central en los programas de ordenamiento del desarrollo de Mérida y sus formas de comunicación.

Compartir en Facebook Peatones, seguridad y sostenibilidadCompartir en Twiiter Peatones, seguridad y sostenibilidad

Hoy día en nuestra ciudad la seguridad del peatón está en boca de muchos debido a los atropellamientos mortales ocurridos las pasadas semanas; los peatones, todos nosotros, somos los usuarios más importantes de los espacios viales, pero a la vez constituimos el eslabón más débil de la cadena de siniestros que en ellos ocurren.

El caminar es una forma de transporte con un gran potencial para contribuir a los procesos planteados en los espacios urbanos para lograr un desarrollo hacia la sostenibilidad; en consecuencia, esta forma de transporte debería ocupar un lugar central en los programas de ordenamiento del desarrollo de Mérida y sus formas de comunicación.

Promover que la gente camine es el componente necesario para hacer más eficiente el transporte motorizado, constituyéndose en una respuesta de gran valor a los retos que plantea hoy día el fenómeno del cambio climático. Lo que hagamos hoy en este sentido determinará cómo será el futuro de nuestra ciudad durante décadas; en consecuencia, es necesario comenzar a actuar desde ya en favor de la sostenibilidad de nuestra ciudad y la seguridad de sus peatones.

Nuestras autoridades, en conjunción con la sociedad, tienen mucho qué hacer para apoyar y favorecer que se camine con seguridad, en un proceso que debe ir respaldado por el desarrollo de infraestructuras de calidad para protección de los peatones.

Para lograr la consolidación de una movilidad sostenible, es necesario integrar la gestión de la movilidad y el urbanismo, considerando con la más alta prioridad las necesidades de los peatones desde las primeras etapas de desarrollo de cada proyecto de crecimiento urbano, en armonía con un complementario sistema de transporte en permanente mejora en función de las demandas de traslado de los peatones.

En este proceso es indispensable darle en el centro de la ciudad una mayor prioridad y más espacio al tránsito no motorizado y al transporte público, con una infraestructura que permita el fácil acceso peatonal a este servicio público, estableciendo calles libres del tráfico de automóviles, con una necesaria política de estacionamientos que desaliente su uso excesivo, enmarcado todo por una normativa que proteja al peatón. Seguimos en siete días.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios