12 de Diciembre de 2018

Opinión

Pedrito, el ídolo

Como cada año, en el sitio conocido como Plaza de la Canción Mexicana, inaugurado en 1975, los admiradores del artista y cantante depositan detalles como cartas u ofrendas florales.

Compartir en Facebook Pedrito, el ídoloCompartir en Twiiter Pedrito, el ídolo

Hace 58 años, el 15 de abril de 1957, la trágica noticia sobre el accidente aéreo en el que José Pedro Infante Cruz (mejor conocido como Pedro Infante) perdiera la vida, impactó a la población.

Así, en el marco de la conmemoración de un aniversario luctuoso más del artista, actor y cantante, representante de la Época de Oro del Cine Mexicano, así como de la canción vernácula, diversos festejos para recordarlo se llevan al cabo alrededor del país.

Acorde con la tradición, en Mérida –sitio en donde ocurrió la tragedia-, año tras año miles de admiradores se reúnen y llevan al cabo actividades en el monumento de Pedrito. En el barrio de Xcalachén, donde se prepara rica y sabrosa chicharra, la efigie del ídolo en bronce luce su grandeza, justo cuando le clava las espuelas a un corcel que se levanta sobre sus dos patas traseras y con Pedro llevando en su mano derecha la estatuilla del Ariel, premio a su trayectoria cinematográfica.

Y como cada año, en el sitio conocido como Plaza de la Canción Mexicana, inaugurado en 1975 tras la donación de llaves de bronce de todo México, fundidas y esculpidas por el maestro yucateco Humberto Peraza, los admiradores de Pedro Infante depositan detalles como cartas u ofrendas florales.

Igualmente, el artista sigue convocando a un gran número de fanáticos de todas las edades frente a su tumba en el Panteón Jardín de la Ciudad de México.

Colaborando con el reconocimiento a este ícono del cine y la música en México, siempre es bueno reflejar algunos datos curiosos sobre el ídolo nacional. Por ejemplo:

PRIMERA CAIDA.- Durante su prolífica carrera, Pedro Infante apareció en más de 60 películas, desde 1939 hasta su muerte, y desde 1943 grabó 310 canciones; Pedro Infante Cruz tuvo 14 hermanos y procreó cuatro hijos: Graciela Margarita, Pedro Jr. y María Guadalupe Infante Torrentera, de su matrimonio con la bailarina y actriz Lupita Torrentera; así como Irma Infante, fruto de su relación con la actriz yucateca Irma Dorantes.

SEGUNDA CAIDA.- En sus inicios fue vocalista de varias orquestas y se presentó en la radiodifusora local de Culiacán, la XEBL. En 1938 cantaba en la XEB una hora por dos pesos. Su personaje de “Pepe el Toro” se convirtió en un ícono de identificación para las nuevas clases obreras urbanas, mismo que logró posicionarlo a la altura de celebridades cinematográficas mexicanas como Mario Moreno Cantinflas.

TERCERA CAIDA.- Tizoc (1956), su penúltima película, misma que grabó al lado de la también célebre actriz María Félix, obtuvo rotundo éxito internacional y le otorgó el premio póstumo del Oso de Oro del festival de Cine de Berlín, como mejor actor principal; Pedro Infante era un gran fanático de la aviación, actividad que produjo su muerte. En 1957 había acumulado 2 mil 989 horas de vuelo registrado como el Capitán Cruz; incluso, previo al fatídico accidente, había tenido ya otro desplome en una aeronave, razón por la que tenía una placa de titanio implantada en parte del cráneo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios