26 de Septiembre de 2018

Opinión

Pemex

Pocos pueden también discutir que Pemex ha sido, en los últimos 70 años al menos, un pozo de corrupción y generadora de fortunas mal habidas, como la de Joaquín Hernández, La Quina.

Compartir en Facebook PemexCompartir en Twiiter Pemex

Petróleos Mexicanos, la empresa insignia de la Revolución, fundada el 17 de junio de  1938, sobre un antecedente de 1933 llamado Petróleos de México, es hoy una pálida sombra de lo que llegó a ser gracias al hallazgo en 1971 por el pescador Rudecindo Cantarell del que sería el pozo con mayor producción de petróleo en la historia del país, al grado de que en 2004 representó el 63% de la extracción total de crudo.

Pemex, hija de la expropiación petrolera del 18 de marzo de ese año, se señala en la historia oficial de la empresa (http://www.pemex.com/acerca/historia/Paginas/default.aspx) “se ha fusionado con la economía mexicana hasta convertirse en el motor de desarrollo que, por varias generaciones, ha sido y sigue siendo el orgullo de los mexicanos”. Pocos pueden discutir el aporte de la riqueza petrolera, más que a la economía nacional, a las finanzas públicas, al convertirse en la mayor aportadora de recursos fiscales.

Pocos pueden también discutir que Pemex ha sido, en los últimos 70 años al menos, un pozo de corrupción y generadora de fortunas mal habidas, como la de Joaquín Hernández, La Quina, el más famoso de los líderes sindicales de esa antes paraestatal y hoy “empresa productiva del Estado”. La Quina es paradigmático por el gran poder que llegó a ejercer en los círculos de poder priistas.

Esa empresa, de la que salieron inmensas fortunas, hoy –no obstante la reforma energética y otras medidas de emergencia- vive quizá sus últimos días (al menos como se le conoce), sumida en la bancarrota, con instalaciones que se pudren de viejas, apocada y casi hasta vergonzante. 

Algunas cifras pueden darnos idea de la magnitud de la tragedia de la que pudo ser palanca del desarrollo nacional –si se hubiera administrado bien la abundancia de la que habló López Portillo-. La revista Expansión señala que Pemex reportó una pérdida de 83,489.1 millones de pesos (mdp) en el segundo trimestre del año, frente a las de 84,572.2 mdp registradas en el mismo periodo de 2015.

Los ingresos de la empresa bajaron 17% a 255,709.2 mdp en el periodo de referencia, de acuerdo con un reporte enviado ayer jueves 28 a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En el acumulado a junio, la petrolera reportó una pérdida de 145,536.2 mdp, menor que la de 185,050.6 mdp reportada en el primer semestre del año pasado. Los ingresos en el primer semestre bajaron 18% a 480,698.5 mdp, desde los 588,362.8 mdp reportados en el mismo periodo del año pasado.

Los pasivos totales de la compañía alcanzaron 3.49 billones de pesos al cierre del primer semestre de este año, frente a los 3.1 billones del año pasado.

La agencia Efe dice que en 2015 trabajaban en la Sonda de Campeche 25,500 personas, pero en abril de 2016 suman 16,626. “Es una de las crisis más complicadas que hemos tenido”a QUJIEN, afirma Luis Fernando Rueda Flores, del Corporativo Industrial y Comercial, que ofrece servicios de logística a Pemex.

Apenas algunas de las cifras de la tragedia, no cabe duda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios