22 de Septiembre de 2018

Opinión

Perdedores de “El Buen Fin”

No pudo ser más desastroso el balance del “Buen Fin” para los comerciantes y empresarios locales...

Compartir en Facebook Perdedores de “El Buen Fin”Compartir en Twiiter Perdedores de “El Buen Fin”

No pudo ser más desastroso el balance del “Buen Fin” para los comerciantes y empresarios locales, quienes en condiciones de desventaja compiten con las firmas y cadenas con presencia en todo el país, e incluso fuera de sus fronteras. Porque con el paso de los años se ha ido reafirmando una tendencia que deja fuera de la jugada a los de casa, lo que implica una fuga descomunal del dinero cosechado por nuestros empleados.

Conservadoramente podemos afirmar que el 95 por ciento de las operaciones fueron manejadas exitosamente por estas firmas, que incluyen tiendas departamentales y de autoservicio en todos sus niveles, dejando casi como espectadores a los comerciantes locales.

Esto causa una escasez de dinero que en un porcentaje significativo debe quedarse en manos de comerciantes y empresarios que aquí generan fuentes de empleo, dependiendo incluso de familiares para mantener a flote sus negocios, muchos de ellos al borde de la quiebra o con despreciables ganancias. 

La opción automática de la tarjeta de crédito y los meses sin intereses y otro tipo de estímulos inclinaron la balanza a favor de estas firmas especializadas en mercadotecnia y que conocen los beneficios de la publicidad, rechazada por los comerciantes que confían en la fama de sus establecimientos.

Incluso, los casinos de la zona libre de Belice, a los que se suma un Jack de la Plaza de las Américas y otro casino recientemente inaugurado en el bulevar Bahía, disputaron activamente una clientela aficionada al juego, decidida a cortar una flor del jardín de la suerte.

En ciertos círculos se ha comenzado a afirmar que el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) disminuyó en un 25 por ciento los sueldos de la tropa, dejando intactos los de sus mariscales de campo: siete consejeros electorales que quedan a salvo de estas dolorosas medidas.

Para muchos el hecho de conservar el empleo es el máximo sueño en esta temporada tan nublada, aunque les queda una justificadísima inconformidad porque no se aplica aquello de “o todos coludos o todos rabones”.

Un ex jefe de prensa del Ieqroo difundió esa información que deja muy mal parada a la cúpula de ese organismo electoral, irritando a la tropa porque sus jefes dejaron intactas sus percepciones del “Buen Fin”.

Bacheo de calles por fin

El bacheo emergente de calles ya empezó en algunas zonas del estado, incluyendo al  castigadísimo Chetumal. “Disculpe las molestias que le causa esta obra”, dicen los responsables de estos trabajos encabezados por el gobierno del estado.

Unos días más de contratiempos ya no pueden ser insoportables para los chetumaleños que han tenido semanas caóticas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios