20 de Septiembre de 2018

Opinión

Poco aprieta quien mucho abarca

Duro paquete tienen los candidatos a diputados del Distrito III, por mucho el que mayor complejidad representa para hacer campaña por su amplia geografía...

Compartir en Facebook Poco aprieta quien mucho abarcaCompartir en Twiiter Poco aprieta quien mucho abarca

Duro paquete tienen los candidatos a diputados del Distrito III, por mucho el que mayor complejidad representa para hacer campaña por su amplia geografía que abarca la zona rural del municipio capitalino y todo Bacalar.

Para los candidatos a diputados de todos los partidos en este distrito la campaña empezó como una carrera contra reloj, ya que la extensión de terreno a cubrir y el número de comunidades a recorrer es inmenso.

Y es que al ser la zona con menor densidad de población del estado, la redistritación cambió por completo el mapa electoral en la zona, uniendo parte de los antiguos distritos tres, cuatro y cinco en uno solo. Por supuesto que en la conformación del nuevo y enorme Distrito III, el Ieqroo sólo consideró el número de habitantes y nada más, por lo que impusieron un enorme reto a los candidatos que competirían bajo este escenario.

Por si fuera, poco la situación se complica, ya que esta demarcación electoral alberga la conflictiva zona limítrofe con Campeche y las 19 comunidades en litigio con el vecino estado, en donde hacer campaña es tan obligatorio como complicado.

De hecho, más de medio millar de habitantes de la zona limítrofe lucharon para salvaguardar su derecho de votar en Quintana Roo, lo que finalmente fue respetado y avalado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En esa complicadísima geografía se dis-putan una curul en el Congreso local el priísta Juan Manuel Herrera y el petista Amador Domingo, Nelson Puc (Panal), Fidel Aguilar Guillén (Movimiento Ciudadano), el verde Manuel Manzo y un decepcionante Leobardo Rojas, del PRD.

Triunfo perredista

Cabe recordar que en la región de la ribera del río Hondo, también perteneciente a este distrito electoral, en las pasadas elecciones ganó la perredista Jacqueline Estrada Peña, en lo que antes era el cuarto distrito.

Sin aprovechar esa ventaja el perredista Leobardo Rojas realizó una campaña muy pobre y limitada, antes de ser descabezado y relevado por un candidato invisible y totalmente desconocido. Se esperaba que fuera Leobardo Rojas un contendiente que pudiera dar pelea el próximo 7 de julio, pero su partido decidió no invertir en el sur del estado, abandonando a los candidatos a su suerte. Para colmo, el mismo candidato se resignó a realizar una campaña mediocre, donde incluso el petista Amador Domingo le saca ventaja.

Lo cierto es que ninguno la tiene fácil, porque como dice el dicho, “el que mucho abarca, poco aprieta”, y ninguno de los candidatos está en una posición de ventaja sobre sus adversarios. El resultado en el Distrito III es de pronóstico reservado, y en vísperas de las elecciones cualquier cosa puede pasar

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios