18 de Diciembre de 2017

Opinión

Pocos retornos han sido exitosos

Nos enteramos del posible retorno a los encordados del “Loquito” Kantún, ahora, con 27 años de edad, comentó en Facebook que está entrenando como novato para un retorno exitoso.

Compartir en Facebook Pocos retornos han sido exitososCompartir en Twiiter Pocos retornos han sido exitosos

Son pocos los pugilistas que luego de un retiro  regresan a los encordados para triunfar.

Hemos comentado infinidad de ocasiones  que el boxeo yucateco carece de un ídolo que regrese a los aficionados a las arenas y creemos que pasarán unos años más para que surja otro que atraiga multitudes como lo hiciera en su momento Roger “Yoyo” Arévalo González.

José “Barretas” Pinzón y Juan “Loquito” Kantún comenzaron con el pie derecho en el boxeo profesional  porque al presentarse en algún escenario  yucateco  eran taquilla segura.

Desafortunadamente, ambos tomaron caminos diferentes al quedar en el anonimato.

“Barretas” Pinzón con Josué  “Banano” Escalante  quieren recuperar  el prestigio del pugilismo yucateco. Asimismo, alejar del alcohol  y las drogas  a jóvenes  tanto varones como mujeres, invitándolos a que entrenen boxeo  en las zonas marginadas de Mérida, pero  las autoridades municipales se hacen de la vista gorda y en el IDEY  tienen un coordinador “bueno para nada”.

En cuanto a lo profesional, nos enteramos del posible retorno a los encordados del “Loquito” Kantún. Ahora, con 27 años de edad,  comentó en Facebook  que está entrenando como novato para un retorno exitoso. Indiscutiblemente  que Juanito era un púgil carismático  y muy querido por los aficionados. Su última pelea fue en 2014, ya que su debut lo realizó  el 11  de mayo de 2005, y si regresa con ganas de hacer bien las cosas, no para ser escalón de nadie o  para ganarse  unos pesos como  algunos yucatecos que son llevados al extranjero como carne de cañón, entonces le auguramos éxito.

Kantún fue elogiado en su momento  por personalidades del pugilismo  nacional como el comentarista argentino Eduardo Oreste Lamazón y el Dr. Alfonso Morales Vidiella, pero quizá le entró la autosuficiencia, pensando que con su solo nombre ganaría sus peleas, pero del pecado le llegó la penitencia y hoy debe haber asimilado los errores del ayer para vivir un presente victorioso y  sobrio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios