21 de Octubre de 2018

Opinión

El polvo del Sahara

Los tonos naranjas de que viste el cielo del Caribe durante el ardiente verano son producto de finas capas de polvo que provienen de Africa.

Compartir en Facebook El polvo del SaharaCompartir en Twiiter El polvo del Sahara

El tema de hoy tiene mucho qué ver con el comportamiento climático, sobre todo del área del Océano Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe, me refiero al polvo del Sahara; éste es generado por grandes tormentas  de arena que se gestan en el noroeste y norte de Africa; un componente importante que se forma a partir del polvo emitido a la atmósfera, los iberulitos, llega a zonas tan alejadas como el Amazonas, el Himalaya o el norte de Europa.

Son agregados minerales esféricos de no más de 1 mm de diámetro, cargados de plancton, sales y hasta vegetales y virus, pueden fertilizar los suelos y el plancton de los océanos, no se sabe si siempre se han formado o son producto del calentamiento global; los tonos naranjas de que viste el cielo del Caribe durante el ardiente verano son producto de finas capas de polvo que provienen de Africa; las altas temperaturas, la falta de humedad y el cielo cubierto de bruma ajena a la temporada son indicadores de la existencia de partículas finas de polvo arrastradas hasta el mar Caribe y la  Península de Yucatán.

El desierto de Sahara es incubadora de tormentas de arena que elevan a la atmósfera grandes cantidades de polvo a alturas de 5 a 7 km en un área de hasta 800 km; los vientos alisios las transportan hasta el Mar Caribe.

Forman una masa de aire caliente y una humedad el 3%, lo cual ocurre de  mayo a agosto con mayor incidencia en junio y julio. Provocan una disminución del tamaño de las gotas de lluvia e inhiben la formación de nubes de gran desarrollo vertical provocando sequía; causan la reducción en la temperatura del agua superficial de los océanos debido a que la nube de polvo bloquea el paso de la luz del sol; esto provoca una disminución de condiciones para la formación o intensidad de los huracanes, ya que les roba humedad, y una vez ya formados causan que se debiliten.

Es importante destacar que en épocas de grandes tormentas del polvo del Sahara menos huracanes se forman en el Atlántico y en períodos de escasas tormentas de polvo hay más actividad ciclónica.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios