25 de Septiembre de 2018

Opinión

Por fin, unidad peninsular

Quintana Roo despuntó turística y económicamente; Yucatán en infraestructura de vivienda y seguridad, y Campeche sólo logró consolidar el rescate de su centro histórico.

Compartir en Facebook Por fin, unidad peninsularCompartir en Twiiter Por fin, unidad peninsular

Los gobernadores de Yucatán, Campeche y Quintana Roo lograron ayer unir a la región maya de México, el tan anhelado trabajo coordinado finalmente toma rumbo con acciones específicas.

Durante muchos años, estos tres estados se mantuvieron tan cerca físicamente pero tan lejos en sus proyectos individuales, pues una historia de desencuentros generó  divisionismo y desarrollo disparejo.
Quintana Roo despuntó turística y económicamente; Yucatán en infraestructura de vivienda y seguridad, y Campeche sólo logró consolidar el rescate de su centro histórico.

La propuesta e impulso de este acuerdo inédito se da gracias a la iniciativa del gobernador yucateco, Rolando Zapata Bello, que incluso trajo a Mérida a sus homólogos de Campeche, Fernando Ortega Bernés, y de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, y a sus comitivas de seguridad, para consolidar un magno proyecto de integración peninsular.

Lo que sigue para estos tres estados es superar importantes retos para alcanzar su pleno desarrollo: Campeche debe plantarse ante la Federación para exigir que sea recíproca económicamente con la explotación petrolera que mantiene en su territorio, ya que son vergonzosas las migajas que le manda; la mayoría de las regiones petroleras del mundo son líderes económicamente, y las que no lo son es por la ineficacia de sus gobiernos, como es el caso de Venezuela.

Quintana Roo tiene el gran reto en materia de seguridad y de reducir los índices de delincuencia que hasta hace unos meses se comparaban con los estados del norte del país, principalmente los hechos registrados en Cancún.

Yucatán tiene el importante reto económico de consolidar los proyectos como la reindustrialización del Estado, las plataformas logísticas, el turismo y la cultura, entre otros aspectos que pueden ayudar a incrementar su potencial económico.

Lo que se espera es que este Acuerdo Peninsular se refleje en beneficio de la población, sobre todo económicamente, mediante mejoras de servicios y mayores oportunidades que además enorgullezcan y revivan el orgullo de la cultura maya que en el pasado fue una potencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios