21 de Septiembre de 2018

Opinión

Por qué fallan tanto las encuestas

La velocidad de la información vía internet ya demostró que los sentimientos y las simpatías son más rápidos y volátiles en la colectividad y la foto de las encuestas ya no es efectiva.

Compartir en Facebook Por qué  fallan tanto las encuestasCompartir en Twiiter Por qué  fallan tanto las encuestas

Las encuestas fallaron en el Brexit, con Macri en argentina, en México en las últimas elecciones y esto no puede ser casualidad. La velocidad de la información vía internet ya demostró que los sentimientos y las simpatías son más rápidos y volátiles en la colectividad y la foto de las encuestas ya no es efectiva.

Les comento las razones:

1) La tiranía del silencio: ésta es una consecuencia de la publicación de las encuestas que dice que si la mayoría de esas mediciones no refleja el sentimiento de la gente es porque la colectividad no comunica su verdadera opinión. Dale un motivo a la sociedad y ésta te derrocará; sin embargo, esta intención jamás será conocida en encuestas, lo que te lleva al punto 2.
2) La pasión versus la razón: el odio genera votos, la gente entiende más de sentimientos que de razones, vota más por castigo que por propuestas; aquí las redes sociales son las ganadoras. Todos los partidos de oposición marcan errores y posturas personales de los gobernantes, esto la gente lo asimila bien y fácil y le da una razón para votar en contra.
3) La gente no responde por quién va a votar: entre el 15 y el 30% jamás revela el sentido de su voto, porque las encuestadoras buscan conocer la opinión mediante preguntas sobre los partidos y la popularidad de los candidatos. Deducen quién es el favorito, pero no necesariamente por quién van a votar los encuestados y esto lleva al siguiente punto.
4) La deseabilidad social: la gente siempre contestará quién sería el favorito con tal de agradar al encuestador y no generar polémica y acabar rápido la encuesta. Los verdaderos sentimientos de crítica o insatisfacciones personales no los manifiestan.
5) Teléfonos fijos vs celulares: la mayoría de las encuestas son hecha a teléfonos fijos y pocas en visita domiciliaria. Son los jóvenes y gente de clase baja los que menos estudios tienen y viven en precariedad laboral los que usan solo celular y, lo más importante, son la mayoría del país; esta característica socioeconómica hace de las encuestas un vehículo poco efectivo.

Estoy seguro que nuevos métodos saldrán, como un medidor de sentimientos y tendencia en las redes sociales y sus efectos en el voto de aprobación o castigo, así como preguntas sobre el contexto económico y social que si bien sirven para formar opinión y percepción política, los encuestados no la trasmiten, pero sí la sienten, sobre todo cuando afecta a la economía familiar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios