20 de Julio de 2018

Opinión

¿Por qué la protección a los derechos de los animales?

Sin lugar a dudas que el buen trato y cuidado que el ser humano pueda darle a los animales es la muestra de los buenos sentimientos.

Compartir en Facebook ¿Por qué la protección a los derechos de los animales?Compartir en Twiiter ¿Por qué la protección a los derechos de los animales?

Como anticipamos en colaboración pasada, a finales de marzo de este año se firmó un importante Convenio de Colaboración entre las organizaciones civiles Evolución Animal, A. C., el Albergue Franciscano del Animal Desprotegido, A.C., la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, para trabajar coordinadamente, en favor de los derechos de los animales.

Una queja de nuestra consejera Marcia Lara Ruiz de Moreno, por el maltrato a los animales, derivó en la firma de este acuerdo, luego de la conciliación hecha ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán.

Aquellas especies, cuyo propietario enfrente algún proceso jurídico o sufra algún inconveniente que le impida cuidar adecuadamente a su  o sus mascotas, serán puestas en resguardo en alguno de los organismos que signaron el Convenio.

Antes de este acuerdo los animales quedaban a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública, pero ésta carece de las instalaciones adecuadas para cuidarlos. A partir de la firma del Convenio serán enviados a los albergues ya mencionados.

También se trabajará en los programas de promoción, difusión y protección de los Derechos Humanos y de la protección y dignificación de la vida de los animales tanto en las ciudades como en el hábitat de las diferentes especies, terrestres y acuáticas, al mismo tiempo que se dará asesoramiento y capacitación a los funcionarios públicos en los temas relacionados con los derechos de los animales.

Es de reconocerse la noble intención de las organizaciones civiles que participan en este trabajo, ya que de su propio peculio brindarán alojamiento y cuidados a los animales que les sean enviados.

Sin lugar a dudas que el buen trato y cuidado que el ser humano pueda darle a los animales es la muestra de los buenos sentimientos que tienen hombres y mujeres, aunque hay que reconocer que hay personas que maltratan y atormentan a esos seres vivientes que no pueden defenderse, porque no tienen la capacidad de raciocinio.

En este contexto es importante conocer algunas de las acepciones que nos da el lexicón acerca de animal:(Del lat. anĭmal, -ālis).

1. m. Ser orgánico que vive, siente y se mueve por propio impulso.
2. m. animal irracional.
3. m. Persona de comportamiento instintivo, ignorante y grosera. U. t. c. adj.
4. m. Persona que destaca extraordinariamente por su saber, inteligencia, fuerza o corpulencia. U. t. c. adj.
5. m. Méx. y Perú. Bicho, sabandija.

De siempre los animales han convivido con la especie humana, ayudándola en las labores del campo, proporcionándole alimento, diversión, compañía. Justo es brindarles buen trato, evitándoles sufrimientos innecesarios, incluso cuando han de ser sacrificados para convertirse en nuestro alimento.

Sin criticar costumbres que hieren nuestra sensibilidad, hay que evitar actitudes que podemos calificarlas de barbarie, como se indica que sucede en algunos países asiáticos, en donde a ciertas especies se les desuella vivas y luego, ya sin piel se les deja morir, en la creencia de que el sufrimiento de esos animales hará que esas pieles sean más cálidas y protejan mejor del frío.

Muchos son los ejemplos de crueldad hacia los animales, en todos los países y en todas las sociedades, pero creo que el género humano debe de transitar hacia caminos de convivencia pacífica entre los seres irracionales y los racionales y usar esa capacidad de raciocinio para alejarnos de la barbarie que en ocasiones exhibe a hombres y a mujeres como a entes irracionales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios