17 de Enero de 2018

Opinión

Por qué leer

Surge actualmente la duda: ¿Cómo motivar a las nuevas generaciones el gusto a la lectura?...

Compartir en Facebook Por qué leerCompartir en Twiiter Por qué leer

Surge actualmente la duda: ¿Cómo motivar a las nuevas generaciones el gusto a la lectura?

Sin duda no podemos obligarlos, por eso las lecturas que son “tarea” se vuelven extremadamente tediosas, aburridas, largas, pesadas y hasta nos dan sueño. Entonces, ¿cómo le hacemos para que les guste leer? Muy sencillo, que lean lo que les gusta, sobre cualquier temática, aventura, ficción, misterio, terror, comedia, tragedia, novelas, etc. Lo importante es conocer, cuáles son tus gustos.  Una vez que los encuentres, todas las lecturas que hagas sobre los temas que te llaman la atención los disfrutarás, aprenderás de ellos, te meterás en el papel, te sentirás parte de la historia, esa es la magia de los libros.

Yo recomiendo leer a los clásicos. ¿Cuáles son esos? Según el ensayo, “¿Por qué leer a los clásicos?”, de Calvino, son esos libros que no escuchas a alguien decir “estoy leyendo a…” sino que los escuchas decir “estoy releyendo a…”.

Los clásicos son esos libros que se han quedado en la memoria colectiva, que forman parte de la cultura  general, esos que trascendieron el tiempo y el espacio y que siguen siendo disfrutados por cada generación, por cada nuevo lector.

Sin duda alguna, cada persona tendrá una lista de “sus” clásicos. Son esos libros que nos permiten maravillarnos, emocionarnos, que nos permiten conocer muchos lugares  y personajes fantásticos.

A través de los libros podemos conocer el Infierno acompañando a Dante en su búsqueda de  Beatriz; navegar los mares a bordo del Pequod, con el obstinado capitán Ahab, siguiendo a la ballena blanca; recorrer el fondo del mar en el Nautilus junto al capitán Nemo; conocer al Conde Drácula, leyendo a Bram Stoker; a Frankenstein, con Mary Shelley; los cuentos de Dickens; conocer las hazañas de Ulises en la Odisea; presenciar las grandes batallas de la humanidad. En fin, miles de libros que podríamos leer y aun así nos faltarían millones más.

Leer a los grandes autores, semeja pararnos sobre los hombros de gigantes, pues una vez ahí, tendremos un mayor panorama del mundo, tendremos una visión más clara sobre nuestro entorno. 

Y ante esto surge otra duda, ¿por qué leer a los clásicos en lugar de leer libros que nos ayuden a entender el entorno social, cultural, económico, político en el que vivimos? Porque leer a los clásicos, es mejor que no leerlos, decía Tarkovsky en “El arte nos prepara para la muerte”. ¿De qué manera? Nos prepara para la muerte porque nos hace disfrutar de la vida, nos hace que viajemos a más lugares de los que podemos visitar físicamente.

Mientras le preparaban la cicuta, Sócrates aprendía un aria para flauta. “¿De qué te va a servir?”, le preguntaron; “Para saberla antes de morir”, respondió. 

¿Cuáles son sus libros favoritos?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios