18 de Octubre de 2018

Opinión

Propuestas, ¿utopías?

Empezaremos a ver el resultado de elegir a diputados de origen genético, que desde su concepción biológica, el trabajo de sus padres y el dinero de la ciudadanía cubre satisfactoriamente:

Compartir en Facebook Propuestas, ¿utopías?Compartir en Twiiter Propuestas, ¿utopías?

Quejarme del pésimo servicio de transporte en el Fracc. Las  Américas y en toda la ciudad, salvo el que presta  la empresa Grupo COMI, y el también pésimo “servicio de retiro de basura municipal”, son protestas válidas que la sociedad clasemediera no manifiesta como la auténtica “TORTA DE LENGUA Y LOMO” que somos. Según un taxista defeño: “Los mexicanos hablamos mucho y cargamos todo”.

Vayamos por el lado de la propuesta, que si, como otras, se vuelve utópica, será de las últimas utopías para tener auténtica paz en esta nuestra hermosa Mérida, que debería llamarse CIUDAD ARBOL, por la majestuosidad en tamaño y colorido de su fronda verde, que también tiene que resistir heroicamente los ataques por tala y envenenamiento que le ocasionan comerciantes changarreros (de poca visión) y publicistas que no alcanzan a comprender que están agrediendo uno de los motivos más emblemáticos y  bellos de esta ciudad.

ENTRE OTRAS COSAS, sé que en cualquier momento empezaremos a ver el resultado de haber elegido a DIPUTADOS DE ORIGEN GENÉTICO, ya que saben,  desde su concepción biológica, que, gracias al trabajo de sus padres, el dinero de la ciudadanía ha cubierto satisfactoriamente: su nacimiento, infancia, educación desde el kínder hasta los doctorados en universidades muy costosas y todos los lujos y excesos necesario para aprender que la felicidad no está en el tener, sino en el cumplimiento del deber y el servicio a quienes tan generosamente los llevaron a la posición actual, sin dejar de reconocerles su vocación, esfuerzo y sesudas estrategias para llegar.

Estoy seguro que nuestros nuevos representantes políticos de perfecta manufactura genética están ansiosos de servir a la ciudadanía, con entrega total, por agradecimiento, y de paso restaurar un poco su apellido, que se ha hecho pedazos necesariamente en el azaroso andar político de sus progenitores y padrinos.

¿SERA UNA UTOPIA…? 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios