13 de Diciembre de 2018

Opinión

Prosa certera

La escritura de Enrique Serna se caracteriza por ser franca, realista, directa...

Compartir en Facebook Prosa certeraCompartir en Twiiter Prosa certera

La escritura de Enrique Serna se caracteriza por ser franca, realista, directa; su sentido del humor equilibra la crudeza con la que describe la siempre imperfecta condición humana.

Entre sus publicaciones se encuentran: El miedo a los animales, El seductor de la patria (Premio Mazatlán de Literatura), Ángeles del abismo (Premio de Narrativa Colima), La sangre erguida (Premio Antonin Artaud) y La ternura caníbal.

En el año 2002, un jurado convocado por la revista Nexos eligió Amores de segunda mano como uno de los diez mejores libros de cuentos mexicanos del último cuarto de siglo. Al año siguiente, el libro es reeditado por el Programa de Bibliotecas de Aula de la SEP, con un tiraje de 65 mil ejemplares. 

“Hombre con un minotauro en el pecho”, “Amor propio”, “La noche ajena” y “La gloria de la repetición” son algunos de los relatos incluidos en esta obra.

Los personajes que habitan sus páginas encuentran en la ironía y la burla un arma de defensa que los protege de los otros, de sí mismos y de la vida. Despojada de tapujos su narración libera a seres clandestinos que no conocen ni la compasión, ni el olvido. Las historias de sus relatos son aterradoras por la semejanza que pueden guardar con la realidad.

Desde las primeras líneas el lector se ve involucrado en ese mundo oscuro que la prosa de Enrique Serna enfoca: Dirá usted que de dónde tanta confiancita, que de cuál fumó esta cigarrera tan vieja y tan habladora, pero es que le quería pedir algo un poco especial..., en “El alimento del artista”.

Sigue leyendo para enterarte por qué uno de los personajes de “Eufemia” termina diciendo: “Malditas palabras. Bastaba ordenarlas en hileras para destruir una vida. Matar por escrito era como matar por la espalda. [...] Ella dispararía con la Remington de ahí en adelante. De algo tenían que servirle su buena ortografía, su depurado léxico, su destreza en el manejo de las malditas palabras...”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios