14 de Diciembre de 2017

Opinión

Pueblos indígenas, un bastión para cuidar nuestro medio ambiente

Ante más de 500 personas, se dejó muy en claro la importancia que tienen las comunidades autóctonas.

Compartir en Facebook Pueblos indígenas, un bastión para cuidar nuestro medio ambiente  Compartir en Twiiter Pueblos indígenas, un bastión para cuidar nuestro medio ambiente

El pasado día 9, en la hermosa ciudad de Valladolid, realizamos el Foro Biodiversidad, Pueblos Indígenas y Derechos Humanos, ante más de 500 personas, en donde se dejó muy en claro la importancia que tienen las comunidades autóctonas en el cuidado de nuestro entorno, nuestro ambiente.

Aprovecho para dar una disculpa a los lectores de Milenio Novedades, porque la intensidad de las actividades desarrolladas para sacar adelante ese Foro me impidió entregar nuestra acostumbrada colaboración semanal.

En ese importante evento participaron renombrados especialistas en la materia y pudimos sacarlo adelante con el apoyo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el gobierno del estado de Yucatán y el de Valladolid.

Como publicara Milenio Novedades y de acuerdo con lo que mencioné en la inauguración del Foro, los Derechos Humanos son el entorno que preserva lo más valioso que tenemos: nuestra dignidad y nuestra naturaleza humana.

El punto de reflexión más importante que tenemos en materia de biodiversidad es que Derechos Humanos y la preservación del medio van de la mano porque: ¿De qué nos sirve tener bien aseguradas todas nuestras libertades si no somos capaces de preservar lo que da origen y fundamento a los mismos que es la vida?

Esa vida no podemos constreñirla sólo a los seres humanos sino hacerla extensiva a los compañeros que nos ha dado la naturaleza: los animales, vegetales y el medio que da origen y preserva esa existencia que hoy por hoy se ve seriamente amenazada por la contaminación que se ha tornado alarmante, al grado tal de amenazar regiones, y especies, muchas de las cuales han desaparecido de la faz del planeta y muchas más que están en peligro de hacerlo pronto.

Es muy satisfactorio el que este Foro haya reunido a personalidades como el presidente de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, en cuya representación estuvo la cuarta visitadora de ese organismo, maestra Teresa Paniagua Jiménez, quien señaló que los espacios de las comunidades indígenas han sido estratégicos y de referencia en el territorio nacional para la salvaguarda de la biodiversidad que “se hace necesaria así como el cuidado y consolidación de una cultura de respeto a los Derechos Humanos”.

El gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, envío como su representante al subsecretario de Prevención y Seguridad Pública Efraín Aguilar Góngora. Por el Congreso del Estado, la diputada Elsy Sarabia Cruz, presidenta de la Comisión de Equidad y Género, Grupos Vulnerables y Derechos Humanos de ese mismo organismo; Rosario Cetina Amaya, directora del Instituto de Equidad y Género; Elizabet Gamboa Solís, directora del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya y el director del Centro Estatal de Desarrollo Municipal, Carlos Pavón Flores, entre otras personalidades.

También estuvo presente nuestro anfitrión y presidente municipal de Valladolid Roger Alcocer García, cuyo apoyo fue fundamental para sacar adelante ese evento.

Como parte del Foro se realizaron dos mesas panel, la limitación de espacio nos impide mencionar a los distinguidos panelistas, y a sus también distinguidos moderadores. La primera fue: “La Biodiversidad como Derecho Humano, experiencias y legislación” y la segunda: “Experiencias indígenas y medio ambiente, éxitos y retos”.

También se realizó un Taller integral mujeres indígenas, igualdad y Derechos Humanos, en el que la CODHEY participó con el monólogo “Un hombre como yo”, cuyo tema es la prevención de la violencia familiar.

Indiscutiblemente que fue un evento de mucha intensidad para que nuestra población maya, que conforma más del 50% de los habitantes de Yucatán, refuerce sus conocimientos en materia de Derechos Humanos, para que puedan integrarse plenamente a la dinámica progresista del país, preservando sus usos y costumbres como parte de su aportación al hermoso mosaico que conforman las comunidades indígenas en el concierto de nuestra gran nación mexicana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios