22 de Septiembre de 2018

Opinión

Puerto Morelos: el reto.

El municipio de Puerto Morelos nació prematuramente, a pesar de que su creación era un deseo vehemente expresado por las fuerzas vivas...

Compartir en Facebook Puerto Morelos: el reto.Compartir en Twiiter Puerto Morelos: el reto.

El municipio de Puerto Morelos nació prematuramente, a pesar de que su creación era un deseo vehemente expresado por las fuerzas vivas del lugar desde principios de esta década, o quizás un poco antes aun cuando no se cumplía a cabalidad con las condiciones de desarrollo económico y número de habitantes establecido por la ley. No obstante, el 5 de noviembre de 2015 el Congreso de Quintana Roo emitió el decreto número 342 -publicado al día siguiente en el Periódico Oficial del Estado- mediante el cual se constituía el onceavo municipio, obedeciendo a un criterio eminentemente político del mandatario en turno.

A todo vapor la XIV Legislatura del Estado procedió a integrar el Concejo Ciudadano que estaría al frente de las funciones administrativas y políticas del nuevo municipio a partir del 6 de enero del presente año, una fecha coincidentemente emparejada con la celebración del Día de los Santos Reyes, fecha en que a los niños pequeños se les conceden obsequios, tradicionalmente juguetes o dulces, como estímulo a su buen comportamiento. 

El Concejo Ciudadano, tuvo – para efectos de rendición de resultados- una gestación involuntariamente incompleta. Con treinta y nueve semanas en funciones se convirtió en un ente administrativo sui géneris en la historia de los nacimientos de otros municipios en el estado. Estar ahí dentro del aparato burocrático era – a veces- como estar sumergido en una burbuja de aire dentro del gran océano de la inminente transición de gobierno que vendría en septiembre de este mismo año. Y así fue en sus inicios, un acierto y una paradoja: mientras los nuevos servidores públicos de Puerto Morelos hacían esfuerzos por compenetrarse de sus propias responsabilidades, “afuera” se daba el banderazo para iniciar con los simulacros de entrega- recepción. 

El primer día, por no decir el primer mes, fue caótico. Los nuevos servidores públicos que integraron el primer gabinete de Puerto Morelos, tuvieron el honor y el temor de presenciar un hecho inusual, uno que pocos han vivido: la creación de un nuevo municipio, equiparable a la emoción desbordada de aquel campesino michoacano que presenció el surgimiento del Volcán Paricutín en 1943. La exigencia fue, a partir del siete de enero, la de echar a andar de inmediato la maquinaria administrativa del nuevo ente jurídico, pero no existía infraestructura humana ni material suficientes. Literalmente no había dónde sentarse a diseñar las estrategias y planes de cada dependencia. La línea de acción la marcaban las necesidades de cada día.  No se contaba con ordenamientos jurídicos y todo era con aplicación estricta al principio de supletoriedad de la ley, es decir aplicando de manera prestada los reglamentos de Benito Juárez.   Y así entre tumbos y sacudidas el engranaje empezó a funcionar. Fue necesario solicitar en la primera semana, un millón y medio de pesos a la SEFIPLAN, como anticipo de las participaciones estatales, primer y único empréstito del nuevo municipio, liquidado poco tiempo después.      

En marzo las principales dependencias municipales se establecieron en un edificio rentado y que ahora algunos lo conocen como el palacio de gobierno. Significó un respiro para los servidores públicos y también para los contribuyentes que no sabían dónde acudir a pagar sus impuestos. Fue como encontrar un islote en medio del océano. La administración saliente dejó en las arcas varios millones de pesos, suficientes para cubrir las necesidades prioritarias del nuevo gobierno que se instaló el pasado 30 de septiembre. 

La alcaldesa Laura Fernández Piña, tiene frente a sí el enorme reto y la oportunidad de darle al nuevo municipio el rostro institucional que la historia le ha negado a una comunidad forjada en el tesón y el esfuerzo diarios. 

Su compromiso, consistente en cinco grandes ejes temáticos y contenido en su Plan de Gobierno, es muy claro: Finanzas Sanas y Transparentes, Capacidad de Gestión, Turismo e Impulso Económico, Municipio Verde, Desarrollo Sustentable e Infraestructura; Seguridad para Todos; Desarrollo Social y Calidad de Vida.

Puerto Morelos, como municipio, nació prematuramente; pero no por ello tiene minusvalía ni capacidades diferentes; al contrario, tiene el valor y la fuerza de su gente para alcanzar muy pronto la estatura de los dos gigantes que lo rodean: Cancún y Playa del Carmen. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios