21 de Enero de 2018

Opinión

Punk en el cielo

A lo largo de los años y conforme hemos evolucionado, el hombre ha buscado la manera de expresarse en diferentes disciplinas artísticas...

Compartir en Facebook Punk en el cieloCompartir en Twiiter Punk en el cielo

A lo largo de los años y conforme hemos evolucionado, el hombre ha buscado la manera de expresarse en diferentes disciplinas artísticas como son la danza, la escultura, el teatro y por supuesto, la música. Pueden manifestarse en forma simple, complicada e incluso de una manera simple y rudimentaria.

En el ámbito de las notas y los acordes, han existido grupos que rayan en la genialidad y el virtuosismo, hay otros que sus manifestaciones musicales no se llegan a entender por completo, las hay populares, comerciales y otras que nacen de las entrañas y de lo más rudimentario. 

En la década de los setenta surgió un movimiento que paralizó a las masas y de inmediato se identificó con la rebeldía de los adolescentes. Estoy hablando del punk, que se caracterizó por sus chaquetas de cuero, sus peinados estrafalarios y ritmos de guitarra y bajo simples, este género es la mejor representación de la anarquía musical.

Uno de los grupos más representativos es al que dieron sonido Joey Ramone, Johnny Ramone, Dee Dee Ramone y Tommy Ramone -en su alineación original-, claro estamos hablando de Los Ramones. 
El pasado 11 de julio falleció,  Tamás Erdélyi, mejor conocido por los fanáticos del grupo como "Tommy Ramone", autor de uno de los temas más románticos de la banda "I Wanna Be Your Boyfriend". 

Los Ramones marcaron toda una época y crearon todo un concepto musical, desde sus chaquetas de cuero, su escudo y su extraña forma de peinarse que de inmediato se convirtió en un grupo de culto y a lo largo de los años en un clásico del punk. Tommy era el único de los integrantes originales que quedaba con vida pues los demás ya le habían tomado ventaja. 

Ahora ya en el cielo, está la alineación original y seguramente pondrán a brincar a más de uno con su singular manera de tocar en punk.

Maestro de maestros

Cuando me encontraba en la búsqueda de nuevos sonidos con mi guitarra, tuvo a bien el vocalista de mi banda de aquel entonces, decirme que me fuera a clases pues en ellas me guiarían en el camino de las seis cuerdas. Aún recuerdo la primera vez que asistí a mis sesiones, era hasta Xochimilco y yo vivía en Aragón, un trayecto de dos horas para tomar una de clase... Pero al fin siempre los "viajes tan largos" valieron la pena.

Ahí estaba yo sentado en la sala de su casa esperando a que saliera para poder empezar la primera lección. Con un look cien por ciento roquero, una guitarra acústica de color negro en la mano, una camisa psicodélica  y con varios años de trayectoria y habiendo enseñado a un mundo de guitarristas famosos y reconocidos, me recibió "Hola soy Jarris Margalli", se presentó.

Fue la primera lección de muchas más y durante las clases, además de tener el privilegio de tener de maestro a uno de los mejores guitarristas del país, me di cuenta de que es un excelente ser humano y que él no  sólo toca rock por tocarlo, lo vive, lo respira, lo siente.

Ha pasado por un sin fin de bandas, Mistus, Ninot, Jaguares, Lagartos y ahora con su proyecto en solitario del cual se desprenden dos producciones "Soul" y "Crudo", demuestra en cada acorde cómo se debe de tocar la guitarra, es simple "en cada nota tienes que poner el alma", me dijo una vez y se me quedó grabado para siempre.

Jarris enseña a cada alumno no sólo a tocar bien la guitarra, le da más, le entrega parte de su ser y lo ilumina un poco con la luz de La Luna Verde, es un gran músico, un gran amigo y una excelente persona. Que sean muchos años de rock más amigo Jarris Margalli.

Estimados amigos nos leemos la próxima semana.
Saludos y mucho rock

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios