21 de Septiembre de 2018

Opinión

Q Roo, un mellizo entregado al PRI

Mellizo de Quintana Roo, el estado de Baja California Sur ya ha probado la miel y la hiel de la alternancia...

Compartir en Facebook Q Roo, un mellizo entregado al PRI Compartir en Twiiter Q Roo, un mellizo entregado al PRI

Mellizo de Quintana Roo, el estado de Baja California Sur ya ha probado la miel y la hiel de la alternancia, con cuatro gobernadores del PRI en su primera etapa –de 1975 a 1999– y mandatarios perredistas y panistas que desde entonces han bloqueado el paso al Tricolor. Quintana Roo ha tenido otro comportamiento, con siete gobernadores emanados del PRI y el octavo que viene en camino.

El PRI no es un partido invencible, aunque la oposición crea lo contrario y sea dominada por el fatalismo. De hecho, el PRD puso en jaque al Tricolor en los comicios de 1999 y 2005, lanzando como candidatos a la gubernatura a Gastón Alegre López y Juan Ignacio “Chacho” García Zalvidea, cuya postulación obligó al gobernador Joaquín Hendricks a recular en su intención de postular a Víctor Alcérreca Sánchez, inclinándose por Félix González Canto.

Desde 1994 un candidato presidencial priista no gana en Quintana Roo, y el último en hacerlo fue Ernesto Zedillo Ponce de León. En 2000 triunfó el panista Vicente Fox, y Andrés Manuel López Obrador en 2006 y 2012.

Nuestra oposición es mantequilla pura al enfrentar a los cuchillos de obsidiana del Tricolor. Sus dirigentes son mediocres y nada confiables, y su caminito desemboca en la captura de una diputación plurinominal a nivel local, encabezando la lista de privilegiados.

El PAN rumbo a 2016 no tiene una figura temible para el PRI, capaz de obligarlo a rectificar como hizo Hendricks con Víctor Alcérreca en 2004. El PRD está en las mismas condiciones, y Morena depende por completo de lo que pueda aportar su líder religioso López Obrador.

La lógica indica que el PRI conservará la gubernatura en 2016, ya que sus cartas ganan terreno y se posicionan por todos los medios, de tal forma que se habla a menudo de Mauricio Góngora, José Luis Toledo Medina, Raymundo King, Eduardo Espinosa Abuxapqui, Paul Carrillo de Cáceres, Gabriel Mendicuti Loría y Carlos Joaquín González, mientras Morena tiene como principal carta al ex priista José Luis Pech Várguez, atacado por un enjambre de africanizados Morenos que lo considera un infiltrado que debe ser desenmascarado.

Chetumal – capital del estado– es territorio priista, y cuando PAN y PRD compiten saben de antemano que sus posibilidades de triunfo son nulas en el municipio capitalino de Othón P. Blanco, lo que alienta un círculo electoral vicioso, ya que las cúpulas de la oposición no se lanzan a fondo porque el PRI siempre gana, y el Tricolor siempre se sale con la suya porque PAN y PRD no van con todo a las batallas.

Otra burla del Verde a Quintana Roo

El dueño del Partido Verde, Jorge Emilio “Niño Verde” González Martínez, pisoteó una vez más al estado que lo hizo senador al imponer como diputada federal plurinominal por Quintana Roo a la abogada fuereña Paloma Canales Suárez, arrebatando la oportunidad de ocupar ese espacio a un político con arraigo.

El azteca midió su poder en 2012, cuando logró imponerse como candidato a senador sin ningún problema, a pesar de que nunca ha vivido en la entidad. Ahora, nuevamente hizo de las suyas al colocar en la lista de plurinominales del PVEM a Paloma Canales como segundo lugar de la tercera circunscripción, como candidata de Quintana Roo.

La mala jugada se hizo en lo oscurito, porque el líder estatal y diputado federal, Remberto Estrada Barba, siempre dijo que su partido no inscribiría algún candidato por el estado en la lista de plurinominales. Pero la posición ya estaba reservada para una foránea desconocida en Quintana Roo.

En la página de Internet de la Cámara de Diputados, al ingresar a la sección “Conoce a tus diputados” y entrar al sitio de Quintana Roo, junto a los nombres de Arlet Mólgora Glover, José Luis Toledo Medina, Patricia Sánchez Carrillo, Ivanova Pool Pech, Alexander Zetina Aguiluz y Remberto Estrada Barba, aparece el de Paloma Canales Suárez como la séptima diputada.

Por supuesto que su presencia como representante quintanarroense es meramente decorativa, ya que ella solo responde a los intereses del “Niño Verde” y de Televisa, al ser considerada una integrante de la polémica “telebancada”.

En una rápida revisión de sus antecedentes de inmediato salta a la vista que antes de ocupar la diputación federal se desempeñó como Directora de Logística de Televisa, dando el salto después a la titularidad de la Unidad de Enlace de la Cofetel.

Lo que queda claro es que, ante la pusilanimidad de los políticos locales que no han sabido defender el terruño, Jorge Emilio González y su partido están utilizando a Quintana Roo como trampolín para conseguir sus fines, ya que han arrebatado una senaduría y una diputación federal, por lo pronto.

Maritza Medina y su agenda personal

La diputada local Maritza Medina Díaz, quien preside la Comisión de Equidad de Género en el Congreso, ha enarbolado el tema de la paridad horizontal como una de sus prioridades legislativas, ante la cercanía de la fecha límite para finalizar la Reforma Político Electoral de Quintana Roo que debe estar en el plato a mediados de noviembre.

La legisladora tiene un interés personal en el tema, ya que podría resultar beneficiada en el corto o mediano plazo de aprobarse la paridad vertical y horizontal, que no es otra cosa que otorgar la mitad de las candidaturas efectivas de las presidencias municipales a mujeres.

Medina Díaz explicó que actualmente la Ley General de Instituciones y Procedimientos (Legipe) establece la paridad vertical, es decir, que si una planilla candidata para un Ayuntamiento es encabezada por un varón, el siguiente puesto deber ser para una mujer, y así alternadamente.

La diputada chetumaleña precisó que la Ley no exige la paridad horizontal, lo que en el caso de Quintana Roo significaría que cada partido tendría que lanzar a cinco candidatos y cinco candidatas para las alcaldías de los diez municipios.

Pero en los hechos, los partidos adolecen de cuadros femeninos fuertes en todos los municipios, y de establecerse en la Reforma local esta paridad estarían en aprietos.

Interrogatorio implacable

El interrogatorio a los candidatos a ocupar siete plazas de consejeros del Organismo Público Local Electoral (OPLE) en Quintana Roo fue ayer implacable, sin concesiones de los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) que los convocaron en su guarida para conocerlos sin maquillaje, en un escenario de presión máxima que desarmó a más de uno.

Un interrogatorio de ese nivel debe ser aplicado a quienes pretendan ser gobernadores, presidentes municipales, senadores y diputados locales y federales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios