25 de Mayo de 2018

Opinión

¿Qué chin… sucede?

Hasta el momento se habían cometido 10 homicidios dolosos en Yucatán, y ocho de las víctimas eran mujeres.

Compartir en Facebook ¿Qué chin… sucede?Compartir en Twiiter ¿Qué chin… sucede?

Cegado por los celos y otros problemas conyugales, el campesino Benito Xool asesinó el sábado a su esposa, Carmen del Rocío Canul, de un disparo de escopeta que le impactó en la frente sin importarle que agentes policiacos estuvieran presentes.

Este crimen, que podría considerarse delito tipificado de feminicidio, de acuerdo con el Código Penal del Estado de Yucatán, ocurrió a las 8:30 de la mañana en el municipio rural de Timucuy, situado a 60 kilómetros al centro de Mérida, la capital estatal.

Según la versión policiaca y de testigos presenciales, Carmen del Rocío tenía problemas desde hace varios meses con su esposo, Benito Xool, campesino y dedicado a la caza para autosubsistencia. Al parecer, el hombre ya tenía constantes amenazas sobre la mujer, a la cual acusaba de engañarlos “con varios hombres”.

La mañana del sábado, Carmen del Rocío acudió al palacio municipal para reportar que su esposo la había vuelto a amenazar, ahora de muerte; temía por su seguridad y solicitó que policías municipales detuvieran al sujeto.

La mujer llegó en un carropatrulla, acompañada de tres agentes, pero Benito Xool salió de la casa, armado con su escopeta calibre .16 y disparó contra su esposa, quien recibió el balazo en plena frente. De inmediato disparó contra los policías, pero erró. Quiso suicidarse, pero los vecinos le quitaron el arma. Intentó huir, pero fue detenido por los policías.

Hasta antes de este crimen, se habían cometido 10 homicidios dolosos en Yucatán, y ocho de las víctimas eran mujeres. Pero ahora se le suma la muerte de la mujer de Timucuy.

Y aquí, ¿qué pex? No estaría mal que el Gobierno aplique acciones para detectar violencia intrafamiliar y evitar que sucedan tragedias como ésta. El saldo es que cinco hijos del matrimonio quedarán huérfanos y desamparados.

Y por otra parte, la Fiscalía General del Estado (FGE) investiga denuncias sobre dos presuntos casos de bullying, ocurridos en escuelas secundarias de comunidades marginadas del oriente de Yucatán.

El primero ocurrió en el poblado de Mucel, del municipio de Chemax –al oriente de Yucatán-, cuando una estudiante de 15 años de edad, cuyos compañeras y compañeros encerraban a diario en uno de los baños de la secundaria donde estudia, resultó violada por otro estudiante.

Según la denuncia que estudia la FGE, la jovencita EMCU era presunta víctima de bullying desde varios meses atrás. Sus compañeros la calificaban de “fea” y al terminar las clases, era sujetada por los alumnos y encerrada en un baño por más de dos o tres horas.

Pero en uno de los encierros, ocurrido el miércoles de la semana pasada, algún estudiante penetró al baño y abusó sexualmente de ella. Maestros del plantel rescataron a la víctima y la entregaron a sus padres, quienes denunciaron el hecho ante las autoridades ministeriales.

El segundo caso se trata de un estudiante de secundaria, de 14 años de edad, de la comunidad de Xcalacoop, perteneciente a la ciudad de Valladolid. El infante, también víctima de acoso escolar por varios de sus compañeros, fue agredido el viernes. El jovencito recibió patadas en varias partes del cuerpo, sobre todo en sus testículos. Fue rescatado por sus maestros y trasladado al Hospital General de Valladolid en donde fue intervenido quirúrgicamente ya que perdió uno de sus miembros.

¿Y qué sucede aquí? Urge que las autoridades educativas locales que, por lo general, siempre rechazan intervenir en asuntos de acoso escolar, metan las manos y las patas. Es fácil hacerse a un lado, pero la violencia persiste.

Amiguitos y amiguitas, ya saben: sugerencias para que la violencia intrafamiliar y el bullying cedan, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios