18 de Diciembre de 2018

Opinión

¡Que empiece el año!

Cuando los ciclos se terminan existen muchos sentimientos encontrados. Por un lado queremos comenzar lo nuevo que viene y por otro lado la nostalgia de dejar lo que se va.

Compartir en Facebook ¡Que empiece el año!Compartir en Twiiter ¡Que empiece el año!

 

Cuando los ciclos se terminan existen muchos sentimientos encontrados. Por un lado queremos comenzar lo nuevo que viene y por otro lado la nostalgia de dejar lo que se va.
 
Este año no solamente estuvimos a la espera de lo que sería el fin de una era, según el calendario maya, teníamos la incertidumbre de no saber qué pasaría el 21 de diciembre, y pasó a lo que ahora llamamos una nueva era en la que sentimos que nos vamos re encontrando con nuestro yo interno, con cosas menos materiales y más espirituales. 
 
Ahora también según nuestro calendario termina un año más y empezaremos con nuevos bríos este 2013, si hacemos en nuestra mente un camino imaginario por el que vamos pasando cada día y se van quedando las cosas y las personas que no estarán más caminando junto a nosotros, seguramente si nos da mucha nostalgia, pero lo mejor es tomar de cada cosa y de cada persona lo mejor que hayan aportado a nuestra vida, afortunadamente seguimos caminando con recuerdos y experiencias al hombro que nos harán ser mejores personas.
 
Creo que es un buen momento para respirar profundamente y pensar detenidamente que hemos logrado hasta el día de hoy, de las cosas que nos hemos propuesto alcanzar, si de todas las metas que pusiste el año pasado sólo una pudiste alcanzar, no importa, pero si tienes el sentimiento de satisfacción de haberla cumplido, con ese mismo sentimiento proponte alcanzar más, si no cumpliste ni una sola, nunca es tarde para volver a plantear y decidir lograr tus sueños, el control de éstos lo tienes tú y es sorprendente darse cuenta de lo que somos capaces de lograr.
 
Nunca te des por vencido y lucha por lo que deseas, lo importante es que las cosas las hagas siempre por ti.
No es egoísta pensarlo, pero definitivamente para que las cosas funcionen debes funcionar bien tú, no puedes pretender poner tus metas en las expectativas de alguien más, porque tú no tienes el control de lo deseos de los demás, y nadie debe tener control de los tuyos.
 
Las metas son personales y cada quien es responsable de sus logros y fracasos, aunque más que fracasos yo les llamaría intentos que no quedan a la primera pero que hay que seguir luchando con más fuerza hasta conseguir superarlos.
 
Siempre piensa que cada día que empieza es una nueva oportunidad de no volver a repetir lo que no nos ha hecho bien, no tengas miedo de decir adiós a cosas o a personas que no aportan nada en tu vida.
 
Tal vez se escuche muy frío hablar así con referencia a una persona, pero a veces nos aferramos a seres que no embonan en nuestra vida y hay que saber decir adiós, pues no todas las personas que conocemos se quedan, llegaron por alguna razón eso sí lo creo, pero solo fue para aportar algo y siguen su camino.
 
Creo que lo peor que podemos hacer es perder individualidad y el no saber cortar las raíces de las cosas para saber que tal vez solo escriban un par de hojas en los capítulos de nuestra historia y debemos seguir.
 
Aprendamos a aceptar cuando alguien termina su camino en esta vida y debe partir, los ciclos terminan y hay que saberlos cerrar para continuar. 
 
Te deseo que este 2013 sea un año en el que cada día puedas aprender algo, que sólo veas hacia el frente, que cada día te sirva para ser mejor persona, que valores cada momento que vivas, cada persona que pasa por tu vida, que sonrías, que mantengas siempre el deseo de lograr tus sueños, que sepas que la vida es para sentirla y disfrutarla, que lo que deseas ¡está al alcance de tus ganas por lograrlo! 
 
¡Te mando un abrazo muy fuerte, y que empiece el año!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios