20 de Septiembre de 2018

Opinión

Que implica la homologación del salario mínimo

Esta palabra que hoy en día utilizamos tanto en nuestra vida cotidiana (sobre todo salario mínimo), tiene una procedencia que seguramente ni imagines...

Compartir en Facebook Que implica la homologación del salario mínimoCompartir en Twiiter Que implica la homologación del salario mínimo

Esta palabra que hoy en día utilizamos tanto en nuestra vida cotidiana (sobre todo salario mínimo), tiene una procedencia que seguramente ni imagines, bueno seguramente sí si lo piensas un poco.

La palabra salario deriva del latín salarium, que viene a significar algo parecido a pago por sal o pago de sal.

La homologación del salario mínimo en México traerá cambios mínimos al bolsillo de los mexicanos.

“La razón principal está fundamentada en Ley del Trabajo que dice que a trabajo igual corresponde salario igual, por lo tanto no debe haber distinciones en las zonas geográficas”, La homologación impactará a un 13.7% de la población que según el INEGI gana un salario mínimo, incluidos los trabajadores de tiempo parcial, aquellos que no están ligados a la jornada de trabajo de 8 horas diarias y cinco días a la semana.

“Si bien la homologación trae impactos marginales para la población, en términos administrativos, servirá para que ya no haya diferentes salarios en diferentes zonas del país”.

Este aumento se verá reflejado de la siguiente manera:

1. Nulo aumento en el precio de los productos y servicios

Al igualarse el salario mínimo de la zona B con la A, existe la preocupación de que los precios de los insumos y servicios se encarezcan. 

“El consumo interno aún es bajo y será difícil transferir el aumento del salario al precio de los productos finales porque la demanda está creciendo muy débilmente. Si hay un aumento en los precios la demanda podría sufrir una mayor desaceleración”.

2. Ligero incremento salarial para algunos

El incremento de 3.7 pesos en el salario mínimo se traduce aproximadamente en 100 pesos mensuales que estarán ganando más las personas que trabajaban en la zona geográfica B (Aguascalientes, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas).

Para que haya un verdadero incremento en el salario, éste debería ir más allá de la inflación.

3. No habrá aumento en los salarios ya fijados

“Casi nadie en el país gana exactamente el salario mínimo, porque éste sirve como referente para fijar los salarios. El salario final siempre está ligeramente por arriba”. Por lo tanto el efecto no tendrá repercusiones en el aumento de los salarios contractuales.

4. Sin incentivo para la productividad

Para que exista un incentivo en la productividad de los trabajadores, el aumento en el salario debe venir acompañado de trabajo formal, ya que se generaría mejor calidad de vida para los trabajadores y habría más empresas competitivas.

5. Aumento en multas, impuestos locales

Aún existen al menos 830 ordenamientos jurídicos estatales y federales como multas e impuestos indexados al salario mínimo. Al homologarse el salario mínimo en los estados de la zona geográfica B los impuestos y multas locales sí aumentarán.

“La desvinculación debe estar lista rápidamente para que la homologación tengan solo un impacto positivo en la población”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios