25 de Septiembre de 2018

Opinión

Que se haga la luz

Acusaciones van, acusaciones vienen en el caso de las luminarias, pero en medio del tiroteo están los ciudadanos, siempre ubicados en el lado 'ciego' de los políticos.

Compartir en Facebook Que se haga la luzCompartir en Twiiter Que se haga la luz

Dijo el alcalde Renán Barrera Concha en reciente entrevista (El columnista radio, Imer, 23-05-2013) que en el traído y llevado asunto de las lámparas instaladas en la ciudad por la empresa ABC Leasing hubo “mala intención”; es decir, deliberado propósito de hacer el mal.

Una acusación muy seria, la cual es necesario que se investigue y aclare hasta sus últimas consecuencias, porque ese maligno proceder atenta contra los intereses de un millón de ciudadanos y que, de no hacerse la luz y sancionar a los responsables, seremos quienes paguemos los platos rotos.

En la entrevista mencionada, Renán Barrera afirmó que tiene un “caso sólido” jurídicamente y que los meridanos no debemos asustarnos porque va a ganar el juicio a la empresa –“que no es proveedora de material eléctrico sino una financiera”-, puesto que ésta instaló lámparas que no son las especificadas en la licitación y que sí hacen daño a la salud.

El presidente municipal anunció asimismo que están en preparación más denuncias, que incluirían a funcionarios de la pasada administración, por el fraude cometido contra la ciudad, y no descartó que lleguen hasta los procesos penales, puesto que, según considera, hay muchas evidencias de un mal proceder de parte tanto de la autoridad como de la empresa ganadora del concurso de las luminarias.

Otro tema tratado fue la participación de empresarios y profesionales en el polémico proceso de adjudicación directa que ha planteado, ante la urgencia de devolver a Mérida su alumbrado, la cual dijo que es importante porque se trata de “expertos” en el asunto.

Espero que todo lo dicho por el alcalde sea verdad, que esté bien sustentado y que a final de cuentas Mérida y sus habitantes seamos los beneficiados. No nos merecemos que intereses políticos, de facción o pecuniarios sigan carcomiendo la esperanza en una autoridad que fue elegida para hacer bien las cosas en beneficio de todos sus gobernados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios