18 de Diciembre de 2017

Opinión

Los 'quedados'

El mensaje del PRI es claro: ganar todo lo posible y, por supuesto, retener la gubernatura y, ahora sí, reconquistar la llamada 'joya de la corona': Mérida.

Compartir en Facebook Los 'quedados'Compartir en Twiiter Los 'quedados'

Se avecinan tiempos turbulentos en la grillita yucateca. Y si muchos piensan que 2018 “vive lejos”, pues no se dan cuenta que el tiempo vuela y vuela. Cuando mucho a finales de este año numerosos políticos estarán levantando las manos para pedir “chicha” en nuevas campañas y metas políticas.

Y de allí, en gran parte de 2017, se comenzará a definir a los “suspirantes” para las sillas de gran peso, o sea, la gubernatura de Yucatán y, a escala nacional, la Presidencia de la República. Pero a los yucas, independientemente de quién sea el elegido para Palacio Nacional o el regreso a Los Pinos (recuerden que Enrique Peña Nieto optó por revivir el hermoso edificio del Centro Histórico del ex Distrito Federal, ahora convertido en Estado Ciudad de México, aunque todavía nadie sepa cuál es o será su capital), les interesan los puestos claves en Mérida y en toda la entidad.

El PRI no quiere perder tiempo y desde hace algunas semanas comenzó la reestructuración de su dirigencia; relevó en varias direcciones y entró, al parecer, gente con mayor capacidad y experiencia.

Como quien no quiere la cosa, Carlos Pavón Flores, líder del tricolor boxito, empezó a tejer fino con alianzas y uniones entre varios de los diputados y senadores, claro que ello no significa que todos se mantendrán alineados, pero, por lo menos, buscarán tener mayor cohesión al momento que empiecen las verdaderas campañas y los intereses de muchos se desborden.

El mensaje del PRI es claro: ganar todo lo posible y, por supuesto, retener la gubernatura y, ahora sí, reconquistar la llamada “joya de la corona” (después de una atribulada y polémica gestión de la actual senadora Angélica Araujo) que está en manos de los panuchos: Mérida.

Dicen los enterados presumidos de saber “polaca” local (aunque sea sólo en cafeteadas) que el PRI tiene más armas para dar la batalla y, posteriormente, enfrentar la guerra contra sus añejos contrincantes como son los emanados de Acción Nacional, ya que los blanquiazules andan peor de desunidos que los jugadores del Cruz Azul con el inefable bocón de su entrenador, el “Jefe” Tomás Boy. Tal vez no están del todo errados. Chequen.

En Acción Nacional, los liderazgos están partidos en numerosos cachitos. El dirigente estatal, Raúl Paz Alonzo, todavía no logra unir a su rebaño y gente como los senadores Daniel Avila y Rosa Adriana Díaz andan agarraditos del chongo. Amistad frente a las cámaras, pero patadas en la brega interna. ¿Y qué me dicen del famoso Jesús Pérez Ballote, el supuesto líder del PAN meridano?

PRIMERA CAIDA.- Pues como inició su gestión, “Ballote” bien podría quedarse en las “Uropas” o en Africa, ya que le gusta más divertirse que chambear en su encargo.

SEGUNDA CAIDA.- Aunque todavía es prematuro decirlo, pero el alcalde Mauricio Vila Dosal parece ser el mejor activo de los panuchos en la actualidad. Carismático y chambeador.

TERCERA CAIDA.- ¿Los panistas se han olvidado de ser oposición? Los priistas no pueden disimular su emoción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios