17 de Octubre de 2018

Opinión

Las quemas y nuestro futuro

Nuestro planeta enfrenta serios problemas que ponen en riesgo su sostenibilidad, entre ellos el cambio climático.

Compartir en Facebook Las quemas y nuestro futuroCompartir en Twiiter Las quemas y nuestro futuro

Nuestro planeta, la casa de todos, enfrenta serios problemas que ponen en riesgo su viabilidad a largo plazo, su sostenibilidad, entre ellos los atribuibles al cambio climático, inducidos por los resultados del efecto invernadero a causa de la emisión de gases y calor a la atmósfera.

Los gases generadores del efecto invernadero, naturalmente presentes en la atmósfera, absorben la energía infrarroja reflejada por la tierra y que sería devuelta a la atmósfera, calentando, como resultado, tanto la superficie de la Tierra, como el aire que la rodea. En condiciones de equilibrio natural es lo que ha permitido el desarrollo de la vida, pero si los gases se reducen el planeta sería más frío, mientras que al aumentar, lo que estamos propiciando, la temperatura asciende al incrementarse los índices de absorción del calor reflejado por la superficie de la Tierra.

Como todos los años, durante los primeros meses se establece en Yucatán el calendario de quemas agrícolas, que van desde riesgo alto, en la mayoría de los municipios, hasta niveles medio o bajo, pero todos con riesgo. 

En el marco del combate al calentamiento global, es importante que todos los productores agropecuarios del Estado de Yucatán dejen de usar el fuego como la forma de preparar sus tierras, quemando todo lo que está presente, sin importar si es flora medicinal o alimenticia, y sin preocupación alguna por la fauna que puede resultar afectada.

Las quemas van acompañadas de una red de servicios de bomberos, que se establece en más de 20 municipios, lo que es un claro referente del riesgo de incendios incontrolados. Es tan impactante esta práctica, que en esta época de quemas los amaneceres y atardeceres son totalmente atípicos, con la presencia de condiciones de opacidad en la atmósfera y visualizaciones del sol que no lastiman los ojos, amén del aire caliente que sopla del campo a las ciudades.

Está comprobado que la temperatura de la superficie terrestre está aumentando a un ritmo cada vez mayor. Si continuamos así, corremos el riesgo de que la temperatura media  aumente más de medio grado cada diez años, cantidad que a simple vista no parece excesiva, pero que podría ocasionar grandes cambios climáticos en todo el planeta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios