12 de Diciembre de 2017

Opinión

¿Quién huele más a leña de otro hogar?

Los nombramientos de los gabinetes en el gobierno federal y en Chilangolandia no se prestan a la proliferación de sospechosismos

Compartir en Facebook ¿Quién huele más a leña de otro hogar? Compartir en Twiiter ¿Quién huele más a leña de otro hogar?

Hay cosas que tienen más sentido que las versiones de Thalía de canciones de Fernando Delgadillo y Mocedades, como la atracción repentina que demostró en su Twitter el maese Boy George por Peña Nieto, aunque ésta haya sido interpretada por muchos mexicanos como una afrenta. No dudo que le echen la culpa a algún infiltrado del #YoSoy132 de tamaña insidia que tiene muy alterado al viejo líder de Culture Club.

Más simples de entender son los nombramientos de los gabinetes en el gobierno federal y en Chilangolandia que, contra lo que dicen los legos, no se prestan a la proliferación de sospechosismos.

Digo, porque así como están las cosas, uno podría deducir que lo que parecía un acto nomás por joder aquí a la izquierda en el nombramiento de Mondragón y Kalb en la SSPF, ha sido un reclutamiento para reconocer la visión de campo de Marchelo Ebrard y también a Mancera.

Claro, si tuviéramos una declaración de Mondragón se despejarían algunas dudas, pero, curiosamente para un
funcionario tan mediático, ha permanecido, hasta la escritura de esta columna, muy silencioso.

A lo mejor está extraviado en los túneles secretos de García Luna que deben ser un poco laberínticos. O quién sabe, en homenaje a su pasado en el gobierno perredista, está luchando con denuedo por rescatar a todos aquellos acusados injustamente de vandalismo y pandillerismo en la trifulca del 1 de diciembre, mientras busca incesantemente a los provocadores de guante negro y pantalones caqui que administraron el terror.

Otro caso es el del señor Chertorivski, que fue captado por Miguel Ángel Mancera no como emisario del pasado calderónico dirían los histéricos, sino cual acto de buena voluntad para que Jelipillo no se quedara agüitado. Eso sí, suena anticlimático, porque don Salomón no es políticamente sexy; no es como si al CEN del PRI hubiera llegado El Noroñas. 

Para estar a la altura de la abducción mondragonesca, el doc Mancera tendría que haberse llevado a lo oscurito al menos al góber Duarte de Chihuahua, ese humanista de pura cepa que sin resolver la historia de las Muertas de Juárez anda impulsando la pena de muerte. 

Así no hay que ponerse fundamentalista, sobre todo ahora que está mal visto poner en duda la Candelaria de los Pactos que hoy proliferan. Digo, si nos repusimos a cuando Zedillo llevó a la PGR a un panista, Lozano Gracia, fan de La Paca, esto nos pela los dientes. Al rato va a existir una comisión para saber qué político huele más a leña de otro hogar. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios